Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Generalitat admite irregularidades en la concesión de ATLL

La oferta de la empresa que ganó la concesión, Acciona, no se ajustaba a parte de las bases

La desaladora de El Prat.
La desaladora de El Prat.

Nuevo capítulo en la batalla por el control del agua del área metropolitana de Barcelona que enfrenta a las empresas Agbar y Acciona. Solo cinco días después de que Acciona firmara la adjudicación de la gestión de Aguas Ter-Llobregat (ATLL), el Órgano Administrativo de Recursos Contractuales de Cataluña (OARCC), que revisa los contratos públicos, emitió ayer una resolución constatando irregularidades en dicha concesión y asegurando que Acciona debería haber sido excluída del concurso por haber presentado una oferta que no se ajustaba a las condiciones fijadas por el pliego de condiciones.

Agbar recurrió el pasado noviembre ante el OARCC la concesión, por un periodo de 50 años, de las aguas metropolitanas a Acciona. El motivo era que, en su oferta, la adjudicataria había presentado un plan para ejecutar unas obras de mejora en la red de distribución del agua en un tiempo superior al que fija el pliego de condiciones (10 años como máximo). Por vulnerar esta condición a Acciona se le valoró con un cero este apartado. Su competidora Agbar (que consiguió 51,25 puntos, frente a los 87,73 de Acciona) rechaza esta valoración y considera que presentar una oferta que incumpla en pliego de condicionas debería haber supuesto la exclusión directa de Acciona del concurso.

Agbar argumenta que dilatar la ejecución de las obras permitió a la empresa ganadora presentar una oferta más barata. “Si los otros licitadores hubiesen sabido que podrían programar la ejecución de las obras más allá del calendario establecido en el pliego de condiciones, ello hubiera comportado la posibilidad de modificar las ofertas, no solo técnicas sino económicas”, argumenta Agbar. En este punto asiente el OARCC, que considera que aceptar la propuesta de Acciona vulnera el principio de igualdad entre los pujantes al concurso, que estaba valorado en cerca de 1.000 millones de euros y que supone una subida del 18% del precio del agua.

Fuentes de Acciones expresaron ayer su “absoluta disconformidad” con la resolución y subrayaron que la oferta que presentaron “cumple todas las condiciones” fijadas. Acciona recuerda que el fallo no anula el contrato. Por su parte, Agbar continúa su proceso de impugnación del concurso vía judicial, a través del Tribunal Superior de Justicia.