Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los etiopes Tariku Bekele y Gelete Burka se imponen en la San Silvestre vallecana

La 48 edición congregó en las calles de Madrid a 40.000 corredores para cubrir 10 kilómetros

Algunos participantes protestaban contra el desmantelamiento de los servicios públicos

Tariku Bekele, ganador de la carrera posa junto a Roberto Alaiz (izquierda) y Ayad Lamdassem.
Tariku Bekele, ganador de la carrera posa junto a Roberto Alaiz (izquierda) y Ayad Lamdassem. EFE

Los etiopes Tariku Bekele y Gelete Burka, en las categorías masculina y femenina respectivamente, se han impuesto en la tarde del lunes 31 de diciembre en la tradicional San Silvestre Vallecana. En esta edición, la número 48, alrededor de 40.000 corredores -11.000 mujeres- han salido a la calle para cubrir 10 kilómetros entre los estadios del Real Madrid y del Rayo Vallecano. En la categoría masculina Roberto Alaiz y Ayad Lamdassem han quedado en segundo y tercer puesto.

Decenas de participantes han aprovechado para denunciar lo que consideran recortes, defender el mantenimiento de la sanidad y la educación como servicios "cien por cien públicos" y protestar contra los despidos anunciados en Telemadrid, informa EFE.

Algunos portaban pancartas y vestían batas blancas o uniformes verdes contra la privatización de la gestión de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid. Otros llevaban en el pecho y la espalda carteles contra la supresión de la paga de Navidad de los empleados públicos y para denunciar los desahucios, entre otros problemas sociales, mientras que un grupo vestía camisetas en defensa de la televisión y la radio públicas de Madrid y recogía firmas de apoyo.

"Queremos una sanidad gestionada para toda la gente y no solo para personas que se quieren beneficiar, sacar dinero; aquí, todo para todos, esto no es un negocio", ha comentado a EFE Diego, un enfermero del hospital Doce de Octubre.

Entre los miles de participantes, la gran mayoría con la camiseta oficial de la organización, también había otros que corrían ataviados con pelucas, gorros navideños y disfraces, desde los típicos de pirata, fraile y guardia civil hasta la novedad este año: el Ecce Homo "restaurado" por una anciana de la localidad zaragozana de Borja.

 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram