Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
tensiones en el pp

El PP de Málaga pide acelerar la elección del candidato a presidir la Junta

Bendodo: “Cuanto antes se pueda visualizar una cara será mejor para todos”

Elías Bendodo. Ampliar foto
Elías Bendodo.

“Es difícil, pero no imposible”. El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, respondió con estas palabras cuando, hace pocos días, se le preguntó por la posibilidad de que su colega sevillano, Juan Ignacio Zoido, pudiera ser el candidato del Partido Popular en las elecciones autonómicas previstas para 2016. Ayer, volvieron a destacar las diferencias entre las opiniones de algunos dirigentes provinciales del PP andaluz sobre cuál sería el momento idóneo para que su formación política designara al candidato a presidir la Junta de Andalucía. Ambas situaciones evidencian que continúa abierta la brecha en el seno del Partido Popular andaluz desde que Zoido lleva las riendas. O desde que las dejara Javier Arenas, según a quién se le pregunte.

De la Torre ha afirmado que para que un alcalde “sea de Málaga o de Sevilla” pueda ser candidato “lo que necesita es anteponer su preocupación regional a lo local”. “Si yo fuese ciudadano de Sevilla, estaría orgulloso de que mi alcalde sea candidato a la Junta, porque sería una especie de plus, de categoría que tiene la ciudad”, ahondó. El alcalde de Málaga mantiene su distancia con Zoido después de que este impusiera el poder sevillano en su equipo tras la salida de Arenas y situara como su mano derecha y número dos del partido en Andalucía al alcalde de Tomares, José Luís Sanz. No obstante, De la Torre insiste en que se lleva bien con el regidor sevillano: “¿Por qué dicen que me llevo mal? Yo solo digo las cosas claras, en positivo, para intentar ayudar”.

A las declaraciones del también senador por Málaga, se sumó este viernes el presidente del PP en la provincia, Elías Bendodo, quien aseguró: “Si Zoido se quiere presentar como candidato me parece bien y una buena opción. En caso contrario, habría que buscar a otro”. El presidente de los populares malagueños se mostró más explícito sobre el momento en el que su partido debe designar al candidato. Bendodo sostuvo que “lo recomendable” era que hubiera un cabeza de cartel “cuanto antes”. “[El momento de esta elección] tendrá que decidirlo la dirección regional y nacional del partido”, matizó a continuación. “Cuanto antes la sociedad puede visualizar una cara como candidato será mejor para todos”, ahondó el dirigente provincial del PP.

Lo dicho por Bendodo choca frontalmente con las afirmaciones del secretario general del PP andaluz. Sanz relegó el miércoles la elección del candidato a “finales de 2015 o 2016”, después de las elecciones municipales.

El organigrama de Zoido nunca gustó en el PP de Málaga. El presidente regional llegó incluso a crear el comité de gobiernos locales, poniendo al frente a Bendodo, en un intento de contentar la falta de peso territorial de esta provincia en el nuevo equipo de los populares andaluces. Concejales y dirigentes malagueños pidieron en diferentes reuniones internas —previas al congreso regional del pasado julio— la necesidad de que Málaga tuviera mayor representación. Bendodo había logrado los mejores resultados de la historia del PP en Málaga en las pasadas elecciones generales y, además, durante su mandato como presidente provincial del partido se consiguió aumentar el número de ediles en el Ayuntamiento de la capital. Los dirigentes populares malagueños han olido sangre en la poco definida línea política del partido en lo regional desde que lo encabeza Zoido.

Más disciplinada es la postura que, de momento, mantiene el presidente del PP cordobés. José Antonio Nieto aseguró también ayer: “Ahora mismo, no toca hablar de candidato”. En su opinión, el PP andaluz “tiene de sobra la fortaleza y el liderazgo necesario” con Zoido al frente. Nieto defendió también el trabajo de Sanz. “Le tenemos que agradecer el sobreesfuerzo que está realizando, que haya hecho un equipo fantástico, trabajando codo con codo con las direcciones provinciales”. “Ya tocará, cuanto toque, la elección del candidato o candidata”, concluyó.