Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
san sebastián

La cofradía donostiarra cierra al no ejecutarse la remodelación del puerto

Arriola y Elorza presentaron hace dos años un plan de rehabilitación que costaría cinco millones

La entidad se halla en "quiebra técnica"

Un momento de la rueda de prensa de los responsables de la cofradía donostiarra y de la federación guipuzcoana en el Ayuntamiento. Ampliar foto
Un momento de la rueda de prensa de los responsables de la cofradía donostiarra y de la federación guipuzcoana en el Ayuntamiento.

La Cofradía de Pescadores de San Sebastián cerrará el próximo día 31 debido a su situación de "quiebra técnica" y la falta de un plan de viabilidad, motivada por "el incumplimiento" del anterior Gobierno vasco del proyecto de reordenación del puerto que preveía una inversión de cinco millones de euros.

Así lo han anunciado hoy responsables de la cofradía donostiarra y de la Federación de Cofradías de Pescadores de Gipuzkoa, quienes han criticado en una rueda de prensa ofrecida en el Ayuntamiento de la ciudad y junto al alcalde, Juan Karlos Izagirre, que "no se ha hecho nada" de un plan de remodelación que debía estar ya terminado y tampoco les han dado "ninguna explicación", informa Efe.

"Estamos muy enfadados y nos sentimos engañados por el Gobierno vasco anterior", ha dicho el presidente de la cofradía donostiarra, Miguel Vaqueriza, quien ha recordado que hace dos años, en concreto el 29 de diciembre de 2010, el entonces consejero de Obras Públicas, Iñaki Arriola, presentó a los medios, junto al anterior alcalde, el también socialista Odón Elorza, el plan de reordenación del puerto.

Este proyecto preveía actuaciones durante 2011 y 2012 consistentes, en líneas generales, en remodelar del todo la lonja de venta de pescado, abriendo al público sus subastas, y el edificio de la cofradía, así como reordenar el muelle pesquero y crear nuevos pantalanes de tránsito para embarcaciones recreativas, todo ello para "lograr una convivencia armónica y pacífica" de los distintos usos y actividades portuarias, según dijo entonces Arriola.

"Dos años después del compromiso, no han hecho mas que sacarse la foto", se queja la Federación de Cofradías

El hoy exconsejero subrayó en aquella presentación del proyecto la apuesta del Ejecutivo por el mantenimiento de la actividad pesquera tradicional y la mejora de sus infraestructuras, así como su coexistencia con los servicios y operaciones portuarias que suponen "un valor turístico añadido" a la ciudad de San Sebastián.

Izagirre ha asegurado hoy que mantener la cofradía viva resulta "fundamental", y "sería como perder una joya", no solo como entidad que representa a un sector productivo, sino también a una actividad que forma parte de la cultura y la tradición vascas. Con la remodelación prevista, se iba a incorporar además a la oferta turística donostiarra.

Izagirre ha asegurado que el Ayuntamiento pedirá una reunión urgente con los nuevos responsables del Ejecutivo peneuvista para tratar de activar el compromiso adquirido hace dos años e incumplido.

La secretaria de la Federación guipuzcoana, Miren Garmendia, ha recalcado que en 2010 este organismo apostó por dicho proyecto, porque planteaba "una diversificación" de un sector que está hace años "en decadencia" pero que "hay que mantener". "Dos años después de aquel compromiso, esos señores no han hecho más que sacarse la foto", ha criticado Garmendia, quien ha instado a los nuevos mandatarios vascos a reactivarlo.

Actualmente, quedan en el muelle donostiarra ocho barcos de bajura, todos ellos con artes tradicionales, cuya actividad emplea a unas 50 personas. Tras señalar que confían en que el cierre de la cofradía no sea definitivo sino "temporal", han indicado que en principio los servicios administrativos que prestaba a sus cofrades se llevarán desde la Federación, pero la venta de pescado deberá trasladarse a otros puertos.

Más información