Los empleados de Ràdio 9 denuncian la arbitrariedad de sus despidos

Acusan a RTVV de quedarse con el núcleo afín al PP en la ejecución del ERE La dirección rechaza las imputaciones y dice que todo obedece a un baremo

Un trabajador de Ràdio 9 muestra el correo electrónico con su despido.
Un trabajador de Ràdio 9 muestra el correo electrónico con su despido.TANIA CASTRO

La dirección de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) fue enviando gota a gota los correos electrónicos. Durante cinco horas, los trabajadores de Ràdio 9 estuvieron ayer pegados a sus pantallas del ordenador para comprobar si entraba o no el mensaje maldito de su despido. Lo recibieron 79 trabajadores, entre periodistas, técnicos, lingüistas y administrativos. Se vivieron escenas dramáticas, con lloros, nervios, y también con algún momento de generosidad y camaradería, como el consuelo de una despedida a una compañera sollozante, que se queda. Para los que se van, tal vez lo peor es el día siguiente.

Son escenas que se repiten en centenares de empresas españolas, pero que en RTVV adquiere mayor relevancia al tratarse de una empresa pública que se dedica a la muy sensible materia de la información y que es objeto de continuas críticas tanto por su sectarismo como por sus pérdidas de 1.300 millones de euros. Por ello, el comité de empresa de Ràdio 9 recabó todos los datos disponibles para establecer el patrón que ha guiado los despidos del expediente de regulación de empleo (ERE) ejecutado por la dirección de RTVV, nombrada directamente por el Consell, presidido por el PP.

Los representantes de los trabajadores denunciaron la “absoluta arbitrariedad” de los despidos, que no siguen ninguna coherencia, ni repara en los que ganaron la plaza en oposición o en los contratados, a excepción de que se ha mantenido “el núcleo duro más afín a la dirección y al PP”. Los tres editores de los informativos de entre semana no han sido despidos, ni algunos de los trabajadores que nunca han participado en los actos de protestas contra el ERE, ni los que forman parte de los sindicatos USO y CSIF próximos a la dirección. “Aunque hay alguna excepción para confirmar la regla, como dos personas muy vinculadas al PP que también han sido despedidas”, apuntó un portavoz del comité de empresa, formado por la Intersindical, CC OO, CGT y UGT.

Una portavoz de la dirección de RTVV incidió en que la ejecución de un ERE siempre es “muy duro”, que todo el mundo tiene derecho a pensar de injusto y arbitrario su despido. Insistió en que “ha habido un baremo” diseñado por el despacho de abogados de Garrigues y cuestionó que se esté protegiendo a los trabajadores más afines al PP y a la dirección con el argumento de que “a todo el mundo le toca, porque tres de cada cuatro trabajadores de RTVV van a ser despidos”.

En Ràdio 9 han sido despedidos periodistas fundacionales de la cadena autonómica y reconocidos entre el público, como Vicent Grau, Reis Juan o Amàlia Garrigós, entre otros. Se van a la calle casi la totalidad del equipo de la cadena que elabora la revista matinal que presenta y coproduce Ximo Rovira (a quien no le afecta este ERE) y también de la revista de la tarde.

Ayer se comunicaron 79 despidos, a los que hay que añadir siete bajas voluntarias. Es decir, 86 trabajadores, sobre un total de unos 165 que formaban la plantilla de la antigua Ràdio 9. Faltan, por tanto, 15 despidos, porque la dirección anunció ayer un total de 101 salidas para hoy. El comité de Ràdio 9 desconoce el motivo y volvió a quejarse de que la dirección no les haya entregado una lista con todos los nombres de los despedidos. De hecho, la han ido confeccionándola a partir de la información recabada.

Hoy, los despedidos de Ràdio 9 deberán recoger su finiquito. Mañana, la dirección prevé la comunicación de 180 despidos en el ente de RTVV (sobre un total de unos 280). Faltará aún por ejecutar la madre de todos los EREs en RTVV, el de Canal 9, que se espera para enero, sin fecha concreta. En total se prevé la salida de cerca de 1.200 trabajadores.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50