Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Caen por segunda vez los techos del colegio público Luis Vives de Valencia

Los padres del centro exigen a la Generalitat y al Ayuntamiento que garanticen la seguridad de las instalaciones

Los socialistas piden una auditoría de los colegios públicos y EU reclama responsabilidades políticas

Aspecto de uno de los baños del colegio público donde el techo presenta daños.
Aspecto de uno de los baños del colegio público donde el techo presenta daños.

Una parte del techo de escayola de un baño del Colegio de Infantil  y Primaria Luis Vives de Valencia ha caído este sábado, sin causar daños personales, según fuentes del cuerpo de Bomberos de Valencia.Es la segunda vez en pocas semanas que el centro escolar registra problemas de mantenimiento de las instalaciones. El pasado 23 de noviembre se desplomó el techo de una de la aulas y desde entonces se clausuró una parte del colegio.

En concreto, se ha desprendido un trozo "pequeño" del techo de un baño del centro docente, ubicado en la calle Cuenca de Valencia. Por seguridad se ha clausurado el comedor de al lado, cuyo techo parecía inseguro.

Hasta  el lugar de los hechos se han desplazado bomberos del parque oeste, así como el oficial de guardia del parque central, que han procedido a quitar la escayola que quedaba en el baño y han examinado que no hubiera más daños.

En el incidente del 23 de noviembre se desprendió un falso de techo de escayola del mismo colegio. El incidente tuvo lugar en torno a las 6.00 horas y, esa misma mañana, técnicos de la Conselleria se desplazaron hasta el centro para averiguar las causas del desprendimiento y realizar un informe de lo sucedido. 

Félix Crespo, presidente de la Asociación de Madres y Padres (Ampa) del colegio, ha explicado que las clases que se clausuraron el pasado 23 de noviembre siguen inhabilitadas a la espera de que los inspectores revisen la estructura de la cubierta. Los alumnos han dado clase provisionalmente en un segundo comedor que, tras la clausura hoy del principal, no podrá hacer las veces de aula como hasta ahora.

"La situación es de incertidumbre", reconoce Crespo, "quien no sabe dónde darán clase este lunes lo niños". Además, el cierre de uno de los baños deja seis aulas de Primaria, con más de 20 niños por clase, con un solo baño (con cuatro váteres).

A título particular, una de las madres del centro ha sugerido la posibilidad de acudir a los tribunales porque consideran que la seguridad de sus hijos no está garantizada.

Félix Estrela, concejal del grupo municipal socialista en el ayuntamiento de Valencia, solicitó hace unas semanas las creación urgente de una comisión de educación, que incluya a la Federación de Madres y Padres de Valencia (FAPA) para que se encargue de realizar una auditoría sobre el estado de las 89 instalaciones escolares públicas en la ciudad. Con especial atención, ha precisado,”sobre los centros de primaria de la ciudad que cuentan con más de 30 años de antigüedad”.El asunto se verá en el último pleno de diciembre, previsto el próximo día 28.

El concejal de EU Amadeu Sanchis ha exigido que se depuren responsabilidades políticas. "No estamos ante sucesos aislados sino que estos hechos son la consecuencia de una política del equipo de gobierno del PP desde hace años que no prioriza las verdaderas necesidades básicas como es el caso del mantenimiento de los centros municipales y, en concreto, de los colegios públicos”, ha denunciado el concejal de EU.