Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Los números no justifican este cierre”

El PP se ausenta de la protesta por el desmantelamiento del Parador ferrolano

La huelga contra el ERE deja bajo mínimos los establecimientos en Galicia

Concentración de trabajadores del Parador de Ferrol.
Concentración de trabajadores del Parador de Ferrol. EFE

Los pocos turistas que han viajado a Galicia en el puente de la Constitución se encontraron ayer los Paradores Nacionales con servicios mínimos. El ERE anunciado por la empresa pública que los gestiona, dependiente del Gobierno central, llevó ayer a sus trabajadores a secundar en masa la primera jornada de la huelga convocada por los sindicatos. Las centrales cifran el seguimiento en los establecimientos gallegos en un 90%, mientras la empresa lo rebaja a un 12% en toda España.

En el Parador de Ferrol, donde se prevé el cierre y el despido de sus 26 empleados fijos y de los cuatro temporales, fueron ayer a trabajar solo las dos personas de servicios mínimos así como otros tres trabajadores que no secundaron la protesta, según datos aportados por CCOO. La plantilla en huelga se concentró en la puerta del hotel ferrolano, abierto desde 1960, y celebró una asamblea en la calle, arropada por decenas de vecinos y representantes de partidos políticos (PSOE, BNG e IU). El regidor ferrolano, José Manuel Rey, del PP, que también se opone al cierre y defiende la “viabilidad” de un hotel “emblemático”, no acudió, sin embargo, a la concentración. El lunes se reunirá con los trabajadores.

El personal ha empezado a recoger firmas contra la clausura del establecimiento, que cuenta con 36 habitaciones y se reformó por última vez en 2001. “Claro que nos afecta la crisis, y lo notamos, pero este Parador no da las pérdidas que dan otros”, explica Ana Rodríguez, empleada del hotel y delegada de CCOO.

Rodríguez considera que el criterio de la dirección para cerrar unos y mantener otros ha sido completamente “arbitrario” y subraya que la ocupación prevista este mes rondaba el 50% mientras que las pérdidas estimadas para 2012 andaban por los 45.000 euros: “Yo entiendo que las empresas no son una ONG, pero el Parador de Ferrol da dinero, el cierre no se justifica por números”.

Paradores de Turismo de España, de capital público, presentó esta semana al Comité Intercentros un duro plan de ajuste que, en Galicia, pasa por cerrar definitivamente los establecimientos de Ferrol y Verín y despedir a 85 trabajadores en 10 de los 11 centros, salvo Ribadeo. Otros cuatro paradores gallegos —Tui, Vilalba, Monforte y Santo Estevo— tendrían que cerrar sus puertas la mitad del año.

Según el comité intercentros, la deuda de Paradores asciende a “110 millones de euros” fruto de la “mala gestión” de una dirección que ha llevado al grupo “a los peores resultados de su historia” con “prácticas contables indebidas”, explican. Mientras Paradores planea el cierre de dos hoteles en Galicia y casi un centenar de despidos, mantiene la construcción del hotel de Muxía, en la playa de Lourido, para 2015. Fue una de las promesas políticas que siguieron al naufragio del Prestige para impulsar el turismo en la Costa da Morte y costará 25,7 millones de euros.

La huelga de ayer, que prosigue hoy, ha tenido amplia incidencia en toda Galicia. Según explicó a Europa Press Jorge Carneiro, delegado de CCOO en el Parador de Baiona y miembro del Comité Intercentros, las cifras de seguimiento en la mayoría de los paradores ha sido de en torno al 90% y los trabajadores que han acudido a sus puestos son “sobre todo jefes de departamento”.

En el Parador de Monforte de Lemos (Lugo) los trabajadores decidieron en asamblea no secundar la huelga pero sí celebrar actos reivindicativos, por lo que se concentraron a las puertas del establecimiento en repulsa al ERE.

Las reservas de clientes en los paradores gallegos para este puente rondaban solo el 50% de las plazas y la convocatoria de huelga ha provocado además cancelaciones. Jorge Carneiro (CCOO) precisó a Europa Press que en el caso del de Baiona un 20% de los turistas que habían pedido habitación llamaron para suspender la reserva tras enterarse de los paros. Hoy todos los paradores gallegos salvo el de Monforte seguirán en huelga a la espera de la reunión del martes entre sindicatos y empresa pública, la primera que se producirá para negociar el ERE. En Galicia la propuesta de la compañía supone el despido de 85 de sus 427 empleados.