Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido El Bola, uno de los narcos más buscados por la policía

José Ángel Motos fue arrestado la semana pasada por la policía

Cae seis meses después de que fuera desarticulado el clan de Los Gordos

Integrantes del clan de Los Gordos arrestados el pasado mayo. Ampliar foto
Integrantes del clan de Los Gordos arrestados el pasado mayo.

Uno de los principales fugados de la policía madrileña, Ricardo Hernández Motos, de 25 años y más conocido como El Bola, integrante del clan de Los Gordos, fue detenido el pasado día 29 por los GEOS y la UIP en la calle Andaluces del Pozo, en Puente de Vallecas, en el domicilio de un familiar donde estaba escondido, según han informado fuentes de la investigación. El Bola era seguido desde hacía más de seis meses, después de que fuera desarticulada la banda a la que pertenece con la detención de 20 personas.

El clan ha sido desarticulado en tres ocasiones en los dos últimos años. La última operación contra Los Gordos se llevó a cabo en mayo cuando fueron detenidos 20 integrantes y colaboradores de esta organización criminal. Muchos de ellos tienen numerosos delitos por hechos similares, en especial por delitos contra la salud pública (tráfico de drogas). Los arrestados eran españoles, salvo un ciudadano croata y otro portugués.

En la operación faltaba por detener a Ricardo Hernández Motos, que estaba fugado. Desde entonces, la policía estaba detrás de él, ya que era el hijo mayor del patriarca extremeño Antonio Motos. Se había convertido en el principal continuador del narcotráfico. La familia ha pasado por los principales puntos de venta de droga que ha habido en Madrid en las últimas décadas, como el poblado de la Alegría, en Entrevías; La Celsa y Las Barranquillas, hasta que terminó asentándose en la Cañada Real Galiana.

Los cuatro hermanos se dedican a comprar y negociar con estupefacientes, en especial, cocaína y heroína, mientras que son las mujeres las que venden la droga de manera directa a los consumidores. Para ello tenían siete viviendas, que fueron derruidas por orden judicial el pasado mes de mayo.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram