La sanidad madrileña mantiene su pulso al Gobierno en el tercer día de huelga

Los sindicatos afirman que el 90% secunda los paros frente a un 19,89% según Sanidad Médicos en huelga irrumpen en las jornadas de puertas abiertas del Senado

Un grupo de trabajadores de la sanidad ha protagonizado el inicio de las XV jornadas de Puertas Abiertas del Senado. Se han sentado en los escaños con batas y después se las han quitado para seguir con normalidad la visita.
Un grupo de trabajadores de la sanidad ha protagonizado el inicio de las XV jornadas de Puertas Abiertas del Senado. Se han sentado en los escaños con batas y después se las han quitado para seguir con normalidad la visita.EFE

La Sanidad madrileña vive hoy la segunda tanda de dos días de huelga para pedir la retirada del Plan de Medidas de Garantía de la Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público, que incluye la privatización de la gestión de seis hospitales públicos y 27 centros de salud, entre otras medidas. Al igual que la semana pasada, las cifras de seguimiento de los sindicatos y de la Consejería de Sanidad son muy dispares, aunque hoy todavía se alejan más: apenas un 19,89% —el 22,04% en Atención Primaria y el 19,67% en hospitales— según Sanidad, y un 90% según los sindicatos —Satse, CC OO, Amyts, CSIT-UP, UGT y USAE—.

Mientras que el dato de los convocantes aumenta —la semana pasada hablaban del 85%—, las cifras oficiales descienden: son seis puntos menos que en la última jornada de huelga de 24 horas, el pasado martes 27 de noviembre, cuando la consejería cifró el seguimiento en un 25,93% del personal, —27,41% en Primaria y del 24,92% en centros hospitalarios—. Parte de la discrepancia se debe al recuento de los servicios mínimos. Este diario hizo un muestreo el primer día de huelga de la semana pasada, el lunes, según el cual un 80% de los trabajadores que podían hacer huelga en los centros de salud la hicieron y un 50% en los hospitales.

Más información
Los médicos madrileños retoman la huelga indefinida
González dibuja un nuevo mapa sanitario
“No hay negociación posible”
Trasvase de directivos de la pública a la privada y al revés
La ‘marea blanca’ cierra la huelga con otra marcha multitudinaria en Madrid
Preguntas y respuestas sobre la huelga
Noche de protestas y encierros
Diez hospitales públicos, a la venta
El PP de Madrid responde con un vídeo: ‘Que no te engañen’
PERFIL | De la sanidad privada a revolucionar la pública

Todo el sector sanitario público (75.000 trabajadores) está llamado a una huelga que ha logrado, por primer vez, poner de acuerdo a los seis sindicatos de la mesa sectorial, tanto los de clase (CC OO, UGT, CSIT-UP) como los profesionales (Satse, de enfermería; Amyts, de médicos, y Usae, de auxiliares de enfermería). Los servicios mínimos equivalen a los de un domingo o festivo, aunque unidades como diálisis, oncología, paliativos, urgencias o trasplantes funcionan al completo. Sanidad subraya que, en lo que va de jornada, se están cumpliendo los servicios mínimos. La segunda semana de movilización en el sector comenzó ayer con el primer día de huelga indefinida convocada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem), que continúa hoy y hasta el jueves, como la semana pasada.

La jornada ha estado jalonada de concentraciones y actos de protesta, como una chocolatada a primera hora de la mañana a las puertas del hospital 12 de Octubre, en la que han participado un centenar de trabajadores, que han cantado villancicos con letras en defensa de la sanidad pública. Además, unos 300 médicos y residentes se han congregado en la Puerta del Sol para donar sangre como un gesto simbólico de protesta. La unidad móvil de transfusiones no llegó debido a la huelga. Los manifestantes han aprovechado para cantar consignas frente a la sede del Gobierno regional y han dado lectura al juramento hipocrático, el que realizan cuando reciben la titulación.

Protesta de médicos en el Senado.Foto: atlas
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, un grupo de 50 enfermeras y médicos en huelga han aprovechado las jornadas de puertas abiertas del Senado para llevar su reivindicación a la Cámara Alta, en la que se emitía un programa de RNE en directo que han interrumpido. Los sanitarios han entrado a las diez de la mañana y, como el resto de visitantes, han pasado al antiguo salón de plenos Se han sentado en los escaños y, una vez todos situados, se han puesto batas y han sacado carteles con lazos negros. Sanidad pública o Sí se puede han sido algunos de los lemas que han empezado a corear, mientras en el estrado se encontraba el conductor del programa, Manolo H.H., y los senadores Beatriz Jurado (PP), Ander Gil (PSOE) y Narvay Quintero (CC). Los sanitarios han permanecido en el hemiciclo cuna media hora. Después, han charlado con los representantes políticos, a los que les han explicado los motivos de la huelga, y han continuado con normalidad la visita.

De ocho de la mañana a las nueve de la noche, se está llevando a cabo una campaña para visualizar la protesta en los centros de Atención Primaria, en los que Afem pide a los profesionales que estén de mínimos que pongan en su consulta una maleta y el cartel "ME VOY". Los profesionales de Atención Primaria han entregado en la Consejería de Sanidad y en el Ministerio de Sanidad 7.933 firmas recogidas en los centros de salud, que se suman a las 911.786 recopiladas la semana pasada en hospitales.

El secretario general de Satse, José Manuel Freire ha declarado a Efe que no esperaban semejante respuesta de los trabajadores, que interpreta como "un reflejo del malestar y descontento" por las medidas que ha puesto "encima de la mesa" la consejería. Según Amyts, el respaldo "está siendo más fuerte aún que en la huelga de la semana pasada por la negativa rotunda del Gobierno de Madrid a negociar", ha dicho a Efe su portavoz Pablo Martínez.

A juicio de Amyts, "el Gobierno se ha radicalizado y en sus últimas declaraciones, tanto el consejero, Javier Fernández-Lasquetty, como el presidente regional, Ignacio González han manifestado su desprecio hacia los trabajadores y su negativa a escucharlos, lo que está creando un clima de crispación". Ambos dirigentes siguen acusando de mentirosos a los huelguistas y reiterando que no darán marcha atrás y que lo único negociable es cómo se va a aplicar la reforma. En la misma línea, la portavoz de Sanidad de CC OO, Rosa Cuadrado, ha dicho que "la consejería está mostrando una cabezonería y sinrazón que está teniendo contestación masiva", con un seguimiento igual que el de la semana pasada en algunos centros e incluso más en otros.

El plan del Gobierno regional que ha incendiado la sanidad madrileña consiste, entre otras cosas, en la privatización total de la gestión de los seis hospitales que se inauguraron en 2008. Actualmente son empresas públicas de gestión mixta: toda la actividad no sanitaria depende de compañías que cobran un canon anual del Gobierno regional, mientras que el personal sanitario lo pone la Administración. La Comunidad de Madrid ha anunciado que disolverá las empresas públicas del hospital Infanta Leonor (Vallecas), Infanta Sofía (San Sebastián de los Reyes), Infanta Cristina (Parla), Hospital del Henares (Coslada), del Sureste (Arganda) y del Tajo (Aranjuez), y sacará a concurso la gestión sanitaria, lo que quiere decir que médicos y enfermeras pasarán a estar contratados por empresas.

Si bien la gestión privada ya no es una novedad en la región —los hospitales de Valdemoro, Rey Juan Carlos de Móstoles y Torrejón de Ardoz son concesiones administrativas—, el plan de Ignacio González la introduce por primera vez también en la atención primaria. Según sus planes, 27 de los 270 centros de salud se “externalizarán”: su gestión se sacará a concurso para adjudicarla a profesionales agrupados en sociedades o a empresas del sector. El objeto de las medidas es, según la Comunidad, el ahorro. La gestión privada, argumentan, es más eficiente. 

Con información de Elena G. Sevillano, Maryem Castillo y Paloma Marín.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS