Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hombre de Enrique Ortiz en Valencia se niega a declarar

Beviá, imputado en el caso de la financiación ilegal del PP, alega que tiene un recurso pendiente

El delegado en Valencia del constructor Enrique Ortiz, José Francisco Beviá, imputado en la causa de la financiación ilegal del PP valenciano, se negó ayer a declarar ante el magistrado José Ceres que instruye la causa en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana.

Beviá se negó a declarar en esta derivada del caso Gürtel tras alegar que había presentado un recurso ante la sala y, pese a que fue advertido que ello no le impedía prestar declaración, el representante del constructor alicantino se negó a declarar y no aceptó preguntas.

El delegado de Ortiz e Hijos en Valencia es uno de los numerosos empresarios imputados por un supuesto delito de financiación ilegal del PP que ha sido llamado a declarar al TSJ. Supuestamente, los imputados participaron en la contratación de trabajos ficticios a Orange Market, la empresa de la trama corrupta que dirigía Francisco Correa, que en realidad sirvieron para financiar las campañas electorales del PP de la Comunidad Valenciana en 2007 y 2008.

Según la investigación, Enrique Ortiz, que también está imputado en el caso Brugal, habría pagado 300.000 euros en 2008 para pagar gastos electorales del PP.

En el sumario hay correos electrónicos de Orange Market en el que se modifican facturas previas del PP para que figure la firma de Ortiz. Entre ellos figura un correo en el que se indica: “La factura 118 estaba como cliente PPCV, cambiar el cliente a Ortiz e Hijos Contratistas de Obras, SA. El importe sigue siendo 31.784 euros”.

En la instrucción hay imputados empresarios de las tres provincias que, supuestamente, participaron en la financiación ilegal del PP.