Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nutrexpa compra Artiach a Panrico

Las partes no han hecho público el importe de la transacción

La operación incluye la fábrica de Artiach en fábrica de Orozko

Finalmente, Nutrexpa se quedará con la galletera Artiach, hasta ahora perteneciente a Panrico, según han informado las empresas en dos comunicados. Las partes, con todo, no han facilitado el importe de la operación. Después de un proceso que ha durado casi medio año y en el que han participado 10 compañías, Panrico ha alcanzado un acuerdo con Nutrexpa para la venta de su negocio de galletas. La operación, que está prevista que se someta a la aprobación de la Comisión Nacional de la Competencia, incluye la totalidad de los activos de Galletas Artiach, S.A.U. Artiach fabricó el pasado año 24.000 toneladas de galletas con una facturación de 67 millones de euros y Nutrexpa asegura que con esta operación liderará el mercado, con una cuota de mercado del 20,6%.

Nutrexpa, que entró en el negocio de las galletas hace cuatro años con la compra de Cuétara, es uno de los grupos más importantes del sector alimentario español con marcas como Cola Cao, Nocilla, La Piara o Cuétara. Artiach (que fabrica bajo las marcas Marbú Dorada, Dinosaurus, Chiquilín, Artinata, Filipinos, Princesa y Artiach) seguirá ligada a Panrico porque Nutrexpa quiere continuar la distribución de sus productos con el equipo comercial de Panrico, sobre todo en el canal de venta por impulso.

El conglomerado ha presentado su oferta conjuntamente con el grupo belga Lotus Bakeries y el acuerdo contempla que la multinacional española adquiere las acciones de Artiach S.A.U., que engloba las diferentes marcas, así como su fábrica en Orozko (Vizcaya). Por su parte, Grupo Lotus adquiere la propiedad de la marca Dinosaurus a nivel internacional, excepto para España, Portugal, Marruecos, Argelia y México.

Nutrexpa explica que la compra de la galletera "forma parte de la estrategia del Grupo Nutrexpa de seguir invirtiendo en España a pesar de la difícil situación económica y refleja su apuesta por crecer tanto en el mercado nacional como por la internacionalización de sus ventas". Tras la compra, indica el comunicado, Nutrexpa tendrá presencia industrial en 6 comunidades autónomas distintas: Madrid, Cataluña, Castilla y León, Cantabria, Navarra y País Vasco, con un total de 9 fábricas. La fábrica de Orozko tiene 22.000 m2 de instalaciones, cuenta con un total de 6 líneas de producción y que se suma a las tres fábricas de galletas que la multinacional ya tiene en Villarejo de Salvanes (Madrid), Reinosa (Santander) y Pombal (Portugal), para la producción de Cuétara.

Según Panrico, esta operación que se enmarca dentro del Plan Estratégico, le permite focalizarse en sus negocios principales, la bollería y el pan, e incrementar la rentabilidad del grupo. Según la firma "con las dimensiones adecuadas, con productos de calidad y centrada en sus mercados estratégicos con marcas tan reconocidas como Donuts, Donettes, Bollycao o La Bella Easo, Panrico estará en las mejores condiciones para afrontar los retos que tiene por delante como Compañía".

En Cataluña, la planta de Panrico de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès Occidental) atravesó el año pasado una grave crisis cuando ante la amenaza de cierre de la fábrica, los trabajadores votaron una rebaja salarial del 25% en medio de una fuerte división sindical. El sí se impuso ayer entre los trabajadores de Panrico, que votaron favorablemente (el 89%) la propuesta lanzada por la Generalitat como mediadora en el conflicto entre sindicatos y empresa. El resultado, con todo, tiene truco, porque solo acudió a votar el 56% de la plantilla (353 de 630 empleados). Esto significa que prácticamente solo votó el personal de administración de Santa Perpètua de Mogoda (Vallès occidental) y el de los nueve centros de distribución. Por la noche, la empresa y UGT firmaron la reestructuración.