Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solo quedan 409 empresas con más de 200 empleados

Los cuatro primeros años de crisis se han saldado con la pérdida de 33.000 firmas

Los cuatro primeros años de crisis se han saldado con la pérdida de 33.000 empresas en la Comunidad Valenciana, lo que representa un descenso que roza el 9% y que se sitúa dos puntos por encima de la media española. A 1 de enero de 2008 había 376.093 empresas en el territorio y hoy apenas superan las 342.484. La recesión ha sido especialmente dañina con las empresas con asalariados. La consecuencia es que el porcentaje de las que no tienen a ninguna persona en nómina ha pasado de ser del 48,9% al 54,5% del total. En el extremo contrario: ya solo quedan 409 compañías con más de 200 trabajadores, lo que supone una caída del 25,9%.

Los datos facilitados ayer por la Confederación Empresarial Valenciana revelan que el castigo ha sido aún mayor para el resto de empresas de cierta entidad. Un tercio de las sociedades de 50 a 199 trabajadores ha cerrado; solo resisten 1.803. Y aún peor, un 37,6% de las empresas de 10 a 49 empleados había perecido en los cuatro primeros años de crisis. Las empresas muy pequeñas, de cero a nueve empleados, suman ahora de este modo el 95,7% del total.

Los dos sectores más castigados han sido industria (-13,8%) y construcción (12,9%). Pero el destructivo efecto del pinchazo de la burbuja inmobiliaria es mayor. “El importante peso del sector de la construcción en la estructura de la economía, en su caída ha arrastrado a empresas de los sectores de industria y servicios, dependientes directa o indirectamente de él”, afirmó Santiago Moreno, director de la consultora de empresas Confinem, autora del estudio.

Menos I+D

El grave diagnóstico del tejido productivo valenciano coincidió con la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística, que revela que el gasto en I+D en la Comunidad Valenciana descendió el año pasado un 3,4%, frente al 2,8% del promedio español.

El gasto en investigación y desarrollo es superior en Madrid, Cataluña, Andalucía y País Vasco (donde el año pasado aumentó un 7%). El territorio valenciano destinó a esta materia un 1,01% de su Producto Interior Bruto, lo que la sitúa en séptimo lugar. Además de las autonomías señaladas, se sitúan por delante de la Comunidad Valenciana en esta clasificación Navarra y Cantabria, y casi en un nivel idéntico, La Rioja y Castilla y León.