Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ rechaza la petición de Ortiz de anular las escuchas de Brugal

El juez considera que la nulidad que pide es "reiterativa de la ya resuelta en la vía de los recursos anteriores

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valencia ha rechazado el incidente de nulidad planteado por el constructor Enrique Ortiz en el caso Brugal a las prórrogas de la interceptación de las conversaciones telefónicas de este imputado, decretadas entre 2008 y 2010.

En una providencia dictada el pasado miércoles y hecha pública este viernes por el TSJCV, el magistrado instructor de esta ramificación del caso Brugal que afecta a posibles irregularidades en el planeamiento urbanístico de Alicante, Juan Climent, acepta la protesta formal formulada por el abogado de Ortiz al entender que se han vulnerado varios derechos fundamentales de su cliente.

El instructor remarca que los argumentos del citado recurso de nulidad, presentado el pasado 30 de octubre, son "sustancialmente idénticos, y en algunas partes literales", a la petición de nulidad formulada al levantarse el secreto de las actuaciones y al recurso de apelación contra la denegación de la reforma de un auto de 2011.

Ese último, señala la providencia, fue resuelto por la Audiencia de Alicante el pasado mes de enero y resuelve, entre otros extremos, la competencia del Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante y que el planteamiento de la petición de nulidad no se produce "en momento procesal oportuno".

Por tanto, el magistrado de la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJCV considera que la nulidad ahora pedida es "reiterativa de la ya pretendida y resuelta en la vía de los recursos", pues no se da la circunstancia de que las resoluciones en cuestión no sean susceptibles de recurso ordinario ni extraordinario. Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

Según la Fiscalía Anticorrupción, el exalcalde de Alicante Luis Díaz Alperi y su sucesora y actual regidora, Sonia Castedo, diseñaron y resolvieron el Plan General de Ordenación Urbana de Alicante "a la medida" del constructor Enrique Ortiz (máximo accionista del Hércules CF) a cambio de viajes y regalos.

El exalcalde y diputado autonómico del PP podría haber recibido "una cantidad grande de dinero" y haber disfrutado de un viaje a Creta en el avión privado del constructor, que según el Ministerio Público también pagó las viviendas de sus hijos.

El sumario del caso, instruido hasta ser elevado al TSJCV por el citado Juzgado número 5 de Alicante, revela una "profunda amistad y colaboración" entre el exalcalde y Ortiz. Recoge numerosas conversaciones telefónicas entre Ortiz y Díaz Alperi, así como con Castedo -cuando era concejal de Urbanismo-, además de comidas, viajes de ocio y fiestas en el barco del constructor.

En una de estas conversaciones intervenidas, Díaz Alperi llama a Ortiz para anunciarle que dimite como alcalde -11 de septiembre de 2008- y que su puesto lo ocupará Sonia Castedo. El empresario le responde: "Bueno, dentro de un rato ya no serás mi amigo el alcalde, solo serás mi amigo".

El sumario refleja que Ortiz hizo gala de disponer de "informaciones privilegiadas" en relación supuestamente al Plan General de Ordenación Urbana.