Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Frenazo a la subida del Bicing

La oposición en bloque fuerza a Trias a reconsiderar el aumento de tarifas

La síndica recibe 70 quejas en cinco días por el incremento anunciado del 116%

Dos usuarias del Bicing en los alrededores del Arc del Triomf.
Dos usuarias del Bicing en los alrededores del Arc del Triomf.

El subidón de las tarifas del bicing para 2013, anunciado hace dos semanas por el Ayuntamiento de Barcelona, se verá frenado hoy por el acuerdo mayoritario al que han llegado todos los grupos de la oposición, que instan al gobierno municipal a “retirar la propuesta de tarifas del Bicing para 2013”. El alcalde, Xavier Trias, deberá reconsiderar el incremento del 116% de la cuota anual de la bicicleta pública —que iba a fijarse en 97,50 euros, frente a los 45,11 actuales— que anunció la segunda teniente de alcalde, Sònia Recasens, en una conferencia de prensa.

El incremento también fue defendido por el regidor de Movilidad del Consistorio, Eduard Freixedes, y por el contrario ha levantado una fuerte protesta social. Entidades del sector de la bicicleta, la FAVB y una nueva plataforma de estudiantes universitarios se han pronunciado en contra de la fuerte subida por considerar que es un torpedo contra el modelo de transporte público más sostenible, que cuenta con 120.000 abonados que realizan unos 53.000 desplazamientos al día. Prueba del descontento que provocó el anuncio es que la Síndica de Greuges ha recibido 70 quejas en tan solo cinco días, según explica en un comunicado. La argumentación de las quejas es que un incremento tan importante pondrá en peligro el futuro del sistema ya que muchos usuarios se darán de baja.

El gobierno municipal justificó la fuerte subida —con una escala de tarifas en función de los trayectos— con la necesidad de equiparar el precio que paga el usuario del servicio del Bicing al del resto del transporte público —metro y autobús—, sin tener en cuenta otros factores que le dan un valor añadido y singular: que no es contaminante y que es el medio de transporte que utiliza mayoritariamente un segmento de la población de en torno a los 30 años, precisamente el que suele tener menos poder adquisitivo.

Los grupos de la oposición municipal rechazan el incremento que propone CiU. La proposición que se votará hoy y que pide la retirada es del PSC y tendrá el apoyo de ICV-EUiA, PP y UpB. La semana pasada fueron los ecosocialistas los que presentaron una iniciativa similar en la comisión de movilidad. Fuentes del PP concretaron que votarán a favor de la proposición porque entienden que hay que mejorar la financiación del sistema, pero no a costa del usuario, sino buscando otros ingresos, por ejemplo los que se derivarían de poner publicidad en las bicicletas; algo que, por otra parte, es anunciado por el gobierno municipal pero no se acaba de producir.

La cuestión es que la subida del Bicing no ha pasado por la comisión de gobierno del Ayuntamiento, que es el órgano que la debe aprobar, como el resto de los precios públicos.

“Ya se verá el contenido del debate de la proposición y el gobierno municipal actuará en consecuencia”, concreta un portavoz municipal que no quiere adelantar acontecimientos, salvo que los acuerdos de plenario son vinculantes.