Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una marcha para salvar la vivienda

Un centenar de afectados por las hipotecas se concentran ante la sede central de Caixa Catalunya

Una mujer protesta frente a la sede central de Catalunya Caixa en Barcelona.
Una mujer protesta frente a la sede central de Catalunya Caixa en Barcelona.

Los desahucios se están convirtiendo en uno de los problemas más acuciantes, como así lo demuestran los datos del Consejo General del Poder Judicial: cada día se producen 532 desahucios en el estado español y en los últimos seis meses se han realizado hasta 94.502. La Plataforma de Afectados de la Hipoteca (PAH) ha organizado este jueves en Barcelona una protesta bajo el lema "Rodeemos Catalunya Caixa" que ha congregado a unos 70 manifestantes en apoyo de los afectados por las hipotecas de Catalunya Caixa.

La protesta ha comenzado en el Portal de l’Àngel, frente al Banco de España, donde se han empezado a congregar manifestantes luciendo las camisetas verdes, símbolo de la lucha en contra de los desahucios. La PAH ha concentrado a colaboradores y afectados de las plataformas de Barcelona, Sant Boi de Llobregat, Viladecans o Cerdanyola, entre otros. Del Portal de l'Àngel han marchado en dirección a la oficina central de Catalunya Caixa, en la plaza de Antoni Maura, portando pancartas con lemas como “Banqueros usureros, ruina de las familias. Dación en pago ya!” o “Ninguna familia sin techo ni comida”.

Ada Colau, portavoz de la plataforma, ha anunciado a la salida de la reunión con el jefe de servicios jurídicos de la entidad catalana que por primera vez los responsables de Catalunya Caixa han reconocido que sus hipotecas pasarán al banco malo a partir de diciembre. “Ahora tenemos que hacer presión también contra el Gobierno” ha señalado Colau, ya que el banco malo es de semipropiedad pública. La confirmación de que sus hipotecas pasarán al banco malo ha cogido a los manifestantes por sorpresa.

La PAH ha decidido manifestarse cada día a las 9.00 horas a las puerta de la sedeo central de Catalunya Caixa con pancartas, silbatos y camisetas verdes, y coreando lemas.