Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía pide siete años de cárcel para el dueño de Contsa

El fiscal dice que Salas defraudó 5,6 millones de euros a Hacienda entre 2003 y 2006

La Fiscalía de Delitos Económicos de la Audiencia de Sevilla ha solicitado una pena de siete años de prisión por cuatro delitos contra la Hacienda Publica para José Salas Burzón, administrador único y dueño de la inmobiliaria Contsa Corporación Empresarial. El fiscal atribuye a Salas y a su esposa Carmen Bautista, para la que pide seis años de prisión, una defraudación de más de 2.786.900 euros durante los ejercicios de 2003, 2004, 2005, y 2006.

Según relata la fiscalía en su escrito de acusación Salas “presentaba conscientemente una imagen distorsionada del patrimonio de su empresa”, y daba órdenes a sus subordinados para que así lo reflejaran en su contabilidad con lo que “dotaba de más opacidad” a su empresa, a la que “no sometía a la preceptiva auditoría”.

Asimismo, el fiscal indica que “para ocultar el desfase real de acreedores”, el acusado agrupaba las inversiones de terceros en una única partida con lo que éstas se convertían “totalmente opacas” y era “imposible de determinar la realidad del pasivo y de sus titulares”.

Salas Bursón está acusado en otro procedimiento penal paralelo de una estafa piramidal a pequeños ahorradores, por los que la fiscalía le solicita una condena de trece años de cárcel. Contsa permanece en concurso de acreedores con 1.658 afectados y un déficit patrimonial de 87 millones de euros.

Por los cuatro delitos fiscales, el Ministerio Público solicita a Salas y a su esposa multas de 5.686.318 euros y 2.786.899 euros, respectivamente, así como el pago de las costas del procedimiento, y la devolución a Hacienda de lo defraudado con los intereres legales.