La Junta demanda a exdirectivos de EPSA por cobrar pluses indebidos

Los despedidos exigen una indemnización y Fomento les reclama que devuelvan los sobresueldos

La reestructuración del sector público andaluz puede deparar en un tortuoso camino de conflictos laborales e incluso judiciales. La Junta tiene puesta una denuncia en los tribunales contra cuatro ex altos directivos de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) que despidió en julio a los que acusa de haber cobrado presuntamente salarios y pluses indebidos y haberse beneficiado de privilegios durante el tiempo que estuvieron en sus cargos.

 Previamente, los directivos pusieron una demanda contra la Administración autonómica a la que reclaman el derecho a una indemnización por su despido como altos directivos que la Junta les niega.

Hasta el momento se han celebrado cuatro vistas previas en el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación de Sevilla, sin que haya habido acuerdo, por lo que el conflicto ha derivado a la vía judicial, según informó en su edición de ayer Diario de Sevilla. La Junta no solo niega el derecho a indemnización, sino que exige la devolución de las retribuciones que considera recibieron de manera indebida. En su denuncia sostiene que los altos cargos disfrutaron de “privilegios de dudosa legalidad y moralidad”, según recogía el citado diario.

 El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, dijo ayer al respecto que el Gobierno andaluz “ha hecho lo que tiene que hacer, que es defender sus derechos”. Valderas defendió la necesidad de “readecuar la Administración andaluza”, y aseguró que la reducción de puestos emprendida ya en empresas de las consejerías de Fomento y Vivienda y de Salud, tienen por objeto “hacer más factible la defensa de lo público”.

Los cuatro cargos de EPSA fueron despedidos al poco de que la nueva consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés, de Izquierda Unida, tomara posesión de su cargo y decidió reducir a la mitad la cúpula directiva de la empresa pública, de 10 a cinco altos cargos. Poco después, la Junta aprobó un decreto para suprimir las indemnizaciones y compensaciones por despido a los altos cargos.

El pasado día 17, la consejería despidió a 30 directivos intermedios de EPSA, que aún cuenta con una nómina de 68 cargos de este tipo en una plantilla que supera los 700 trabajadores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS