Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lopez cierra con un maratón

El ‘lehendakari’ remata la campaña en el territorio en el que se presenta por vez primera encadenando una serie de actos en Vitoria

El 'lehendakari', Patxi López, pronuncia unas palabras en el monolito a las víctimas del terrorismo.
El 'lehendakari', Patxi López, pronuncia unas palabras en el monolito a las víctimas del terrorismo. EFE

A veces no se trata de destinar millones de euros para infraestructuras o de defensas numantinas del Estado del bienestar, sino de resolver problemas concretos de los ciudadanos, como el de un señor de avanzada edad que ayer a mediodía abordó al lehendakari, Patxi López, y le pidió ayuda para traer a Euskadi a una joven colombiana que intenta acercar a la comunidad autónoma desde hace dos años para que le cuide y le haga compañía.

Es una de las peticiones que recibió ayer López en la última jornada de la campaña electoral y que el lehendakari resolvió ofreciendo la tarjeta de visita de su jefe de gabinete al preocupado ciudadano. Primero en las listas del PSE por Álava, López, quien hasta ahora siempre se había presentado como candidato por su Bizkaia natal, apostó por un postrer maratón en la capital vasca, donde se juega una parte sustancial de las elecciones de mañana, en vez de darse el tradicional baño de masas en un mitin. Por contra, tras una serie de actos remató la jornada frente al monolito en homenaje a las víctimas del terrorismo, donde ensalzó la “lucha ética” de los asesinados por ETA, cuando hoy se cumple un año del cese de la banda.

Con un nutrido equipo que invirtió la jornada en montar y desmontar escenarios, López arrancó la jornada con una entrevista en la SER. Tras un rápido café en un bar del centro de la ciudad, solo interrumpido por una llamada del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, deseándole suerte, se dirigió a su primera cita. Frente a sindicalistas de CC OO y UGT, el lehendakari planteó la necesidad de impulsar la reactivación económica al tiempo que afeaba el planteamiento de Iñigo Urkullu de reducir las importaciones: “No se entera de cómo funciona el mundo”, criticó.

Del guiño a los sindicatos, al acercamiento a las emprendedoras, con una visita a Maria D’Uol, una empresa de cosmética cuya impulsora, María Unceta, ha ganado el premio de empresaria solidaria.

López eligió como última actividad un homenaje a las víctimas de ETA

Por la tarde, López se trasladó a Zaramaga, el barrio vitoriano que mejor simboliza el movimiento obrero en la ciudad, donde pidió el voto “con la autoridad moral” de ser “una referencia para quienes, en toda España, protestan contra los recortes sociales que aquí no se han aplicado”.

La defensa del Estado del bienestar y el no a los recortes fueron una constante toda la jornada, junto con alusiones directas a Urkullu, a quien atribuyó querer construir una “Euskadi regresiva y de recortes sociales”.

Y en el final tras depositar una corona de flores ante el monolito se comprometió a no olvidar el “pasado de terror” causado por ETA y a recordar siempre el ejemplo de las víctimas del terrorismo.