Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE ANDALUZ DE ESTRENO

Retrato de un Jesucristo en crisis

El malagueño Chiqui Carabante estrena la película ‘12+1, una comedia metafísica’

Una fotograma de la película '12+1, una comedia metafísica'.
Una fotograma de la película '12+1, una comedia metafísica'.

Cuando hace tres años terminó la película fueron muchos los que advirtieron al director malagueño Chiqui Carabante que ésta tendría poco recorrido. Que 12+1, una comedia metafísica tuviera como protagonista a un Jesucristo alejado de los cánones, desnortado, en crisis y sin respuestas suponía para muchos un gran problema. De hecho, una asociación cristiana clamó en contra de su estreno. “Me advirtieron de que quizá no llegaría a estrenarse por el tema que trata y por la presión de algunas fuerzas vivas que aún mantienen cierto poder en este país”, señala Carabante. “Pero para mí lo imposible guarda siempre cierto atractivo y, al final, la película fue todo un éxito en el pasado Festival de Cine de Málaga”, añade el director malagueño sobre la buena acogida por parte de la crítica y el público de su segundo largometraje. La cinta obtuvo los premios a Mejor Película y Mejor Director en la sección ZonaZine del certamen.

12+1, una comedia metafísica se estrenó este viernes en el Cine Albéniz de Málaga. “Supone una gran alegría estrenar en mi ciudad y hacerlo en un espacio como este, que cuida el cine que a mi me gusta”, explica el director.

El director hace descender a Jesús y a los apóstoles a un plano real

En la película, rodada en Canarias, Gorka Zubeldia encarna a un Jesucristo acompañado, en un singular periplo por el desierto, de sus 12 apóstoles (Carlos Álvarez Novoa, Aránzazu Garrastazul, Fran Torres, Fran Machado, Guillermo Villalba, Juanfra Juárez, Enrique Asenjo, Manuel Monteagudo, Jordi Minguella, Alex Peña, Julián Manzano y Jaime Puerta) hacia un encuentro con su destino.

El largometraje, con guión del propio director, destaca por su estilo discursivo. Carabante pone en escena, a través de la figura de Jesús y los apóstoles, conceptos de complejidad teológica y enciende, con dramatismo y humor, una religiosidad popular al hacer descender a sus personajes a un plano real. “Hemos fabulado sobre una fábula que nos han contado. Hemos cogido a ese personaje que es parte de la mitología Occidental y universal, y hemos construido parábolas, al igual que se ha hecho a lo largo de la historia. Seguramente lo hemos contemporaneizado, lo hemos convertido en un tipo en crisis que está perdido, que no tiene respuestas... Pero nosotros hemos sido respetuosos. No buscamos provocar”, explica Carabante sobre su segundo largo, que asegura pudo rodarse gracias al esfuerzo del equipo, “que cobró sueldos de mileuristas”.

El cineasta malagueño asegura que su cine es populista porque “quiere englobar a todo el mundo, sin exclusiones” aunque considera que es difícil de clasificar en cuanto a género, ya que gusta de no respetar “todas las reglas”.

Esta película pone a Carabante una vez más cercano al humor existencialista que demostrara en su debut cinematográfico Carlos contra el mundo (2003), película rodada en Málaga, con la que obtuvo un gran reconocimiento de la crítica.

12 + 1, una comedia metafísica está producida por Divina Mecánica en coproducción con el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), la Junta de Andalucía y con la colaboración de la Diputación de Málaga. Tras pasar con éxito por el Festival de Cine de Málaga, la película ha participado en los festivales de Annency y Londres, entre otros.