Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comercio del centro de Sevilla tendrá libertad de horarios seis meses al año

Las grandes superficies podrán abrir todos los domingos de noviembre a abril

Una tienda del centro de Sevilla. Ampliar foto
Una tienda del centro de Sevilla.

Los comercios del centro de Sevilla, incluidas las grandes superficies, tendrán libertad de horario desde octubre hasta abril. La decisión, aprobada ayer por el Consejo Municipal de Comercio y que debe ser refrendada por el Pleno municipal, se ampara en el real decreto ley de medidas urgentes de liberalización en materia de horarios comerciales, aprobado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y que obliga a las ciudades más turísticas a liberalizar los horarios en las zonas de mayor afluencia.

En el caso de Sevilla, el Ayuntamiento, la patronal de los comerciantes del centro (Aprocom) y la confederación de empresarios (CES) aprobaron ayer por unanimidad declarar a todo el casco histórico como “zona de gran afluencia turística”, una figura contemplada en la nueva normativa estatal y que supone que las tiendas allí ubicadas podrán abrir sin restricciones de horarios y días de la semana.

El Gobierno andaluz ha recurrido la norma al Constitucional

La propuesta, eso sí, contempla limitar la libertad de horarios a seis meses del año, de noviembre a abril. “Se trata de una propuesta moderada, consensuada y participativa que ha tratado de aunar todas las opiniones, de ahí que se haya limitado la libertad de horario comercial a todo el casco histórico de Sevilla y a los meses de Navidad y primavera”, señaló el delegado municipal de Turismo, Gregorio Serrano, a través de una nota de prensa.

La normativa estatal impone la libertad de horarios en las zonas más turísticas de las ciudades con más de 200.000 habitantes y un millón de pernoctaciones anuales (o 400.000 pasajeros de cruceros), por lo que Málaga, Granada y Córdoba, las otras tres capitales andaluzas que cumplen estas condiciones, emprenderán previsiblemente en los próximos meses caminos parecidos al iniciado por Sevilla. La Junta ha recurrido la norma ante el Tribunal Constitucional, pero por el momento no ha recibido respuesta, indicaron ayer fuentes de la Consejería de Turismo y Comercio.

La liberalización de horarios choca con la Ley de Comercio Interior de Andalucía, que limita la libre apertura a los comercios de menos de 300 metros cuadrados, las tiendas de estaciones y aeropuertos y las de determinadas zonas turísticas en algunas fechas. Para las grandes superficies, la ley autonómica fija un máximo de ocho domingos y festivos de apertura y una jornada semanal de 72 horas. La norma estatal eleva a 10 los domingos que pueden abrir sus puertas todas las grandes superficies y amplía el horario comercial de los días laborables a 90 horas.

La nueva normativa no se encontró solo con la oposición de la Junta de Andalucía, sino también con la de la mayoría de las pymes y asociaciones comerciales del sector. Una de las más beligerantes en contra del decreto estatal ha sido la federación provincial de comercio y servicios de Sevilla, Aprocom, que, sin embargo, ayer votó a favor de la propuesta. Su presidente, Tomás González, aseguró en declaraciones a Europa Press que sigue sin compartir la liberalización de horarios, pero justificó su voto en el “respeto” a la iniciativa que había planteado la Federación de Comercio y Servicios del Centro (Alcentro), una de sus entidades asociadas a la organización provincial.

El Consejo Municipal de Comercio ha abierto un plazo de 10 días para que otras organizaciones puedan presentar alegaciones al acuerdo de ayer. El texto definitivo se llevará al Pleno municipal. El Consejo Andaluz de Comercio tiene que supervisar el acuerdo plenario, pero su decisión no es vinculante.