Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Galicia necesita un cambio real, no es el momento de frivolidades”

“Las mayorías absolutas le sirven al PP para traicionar a su electorado”, asegura en candidato nacionalista

Francisco Jorquera, el pasado sábado en Santiago.
Francisco Jorquera, el pasado sábado en Santiago.

Francisco Jorquera (Ferrol, 1961) se muestra optimista ante la cita electoral del domingo. Al menos, ante la grabadora. “Estamos convencidos de que el Bloque va a tener un mayor respaldo el próximo 21 de octubre”, afirma.

Pregunta. ¿Qué está percibiendo en esta campaña?

Respuesta. Estoy percibiendo un malestar mayoritario con las políticas del PP y un deseo mayoritario de cambio en la sociedad gallega. Por ese motivo, estoy totalmente convencido de que si la gente acude a votar, de que si hay una alta participación, se va a abrir un nuevo tiempo político en Galicia.

P. Y ese deseo de cambio, ¿se va a materializar en un cambio de mayoría parlamentaria?

R. El BNG está trabajando para eso. Creemos que es posible. Creemos, además, que la mayoría de la sociedad desea ese cambio y que la máxima garantía que tiene la sociedad de que ese cambio se produzca es fortalecer al BNG. Cuantos más votos obtenga el BNG, más fácil será abrir un nuevo tiempo político.

P. En estas elecciones, ¿su organización remontará la tendencia a la baja que comenzó en 2001?

R. Todos los datos indican que el BNG está en clara recuperación y en claro ascenso. Fuimos el referente en Galicia en la contestación a las políticas del PP, en la calle y en las instituciones. Fuimos referente en defender políticas alternativas. Y estamos convencidos de que eso va a tener reflejo en un mayor respaldo electoral al BNG. Así lo estamos percibiendo en la campaña, en la asistencia a nuestros mítines, en la receptividad que manifiesta la sociedad a nuestras propuestas...

P. Según el Bloque, ¿cuál es la mayor urgencia de este país?

R. Un cambio profundo en la orientación de las políticas públicas. Fortalecer el autogobierno, pero entendiendo por tal una herramienta necesaria para cambiar la prioridad en las políticas públicas y situar la prioridad en la creación de empleo en Galicia a partir del desarrollo de nuestras enormes capacidades productivas. Y para proteger y fortalecer los servicios públicos y las políticas sociales frente a los recortes antisociales que practica Feijóo.

P. Los barómetros sociológicos constatan precisamente que la falta de trabajo es la principal preocupación de los gallegos. ¿Qué hará al respecto el BNG?

R. En primer lugar, hacer todo lo contrario de lo que hizo el PP. Porque el PP tiene una conselleira de Traballo que acaba de decir que las políticas activas de empleo no generan trabajo. Y lo que sirve, según ella, son los ERE. Y en segundo lugar, el PP asignó en Galicia recursos públicos a empresas para que se deslocalizasen, para que trasladasen sus centros de producción a fuera de Galicia. En tercer lugar, de la contratación pública en Galicia se benefician, en mayor medida, empresas de fuera de Galicia. Por lo tanto, el BNG no va a hacer nada de eso. No va a hacer esas políticas suicidas practicadas por el PP. Lo que sí va a hacer el BNG es una apuesta decidida por el desarrollo de los sectores productivos del país. Galicia necesita un gobierno que crea en el país y que tenga voluntad de desarrollar sus capacidades productivas y de acabar con los obstáculos políticos impuestos desde Madrid y Bruselas.

P. ¿Medidas concretas?

R. Es imprescindible crear un banco público gallego para financiar la economía productiva, para que el ahorro de los gallegos se reinvierta en Galicia. Es imprescindible una política fiscal que exija un mayor esfuerzo a quien más tiene para obtener recursos que permitan desarrollar políticas de empleo. Es imprescindible modificar el sistema de financiación autonómica, que Galicia tenga un concierto económico que dote a nuestro país de plena autonomía financiera para que empresas que operan aquí, como pueden ser Inditex, Unión Fenosa o Citroën España, contribuyan fiscalmente con el impuesto de sociedades.

P. ¿Cuáles serían las exigencias irrenunciables del BNG para entrar en un gobierno?

R. Que sea un gobierno insumiso con los recortes, un gobierno que tenga la voluntad clara de hacer frente a las políticas de recortes que pretende dictar Madrid y, por lo tanto, que apueste por fortalecer el autogobierno y por convertir en ejes prioritarios de su actuación la lucha contra el desempleo y la defensa de las políticas públicas.

P. ¿Quedaría fuera su organización de un Gobierno alternativo al PP?

R. El BNG concurre a estas elecciones con la voluntad de recabar apoyos suficientes para que se materialicen sus propuestas programáticas. Y el BNG va a utilizar la fuerza de lo que lo dote la sociedad para que la pérdida de la mayoría absoluta del PP se traduzca en un cambio real de políticas. Nosotros tenemos claro cuáles son las líneas rojas.

P. ¿Cuáles son?

R. No va a hacer lo hizo Izquierda Unida en Extremadura, permitir que gobierne el PP. Porque el PP es ruinoso para Galicia y es necesario cerrar ese ciclo. Pero el BNG no va a conformar ningún gobierno para practicar recortes antisociales como en Andalucía.

P. ¿Entran en sus cálculos negociaciones con otras fuerzas, además de con el PSdeG, para impedir que gobierne el PP?

R. Hay que esperar al dictamen de la sociedad, a ver qué sucede el 21 de octubre. Pero es evidente que el futuro político de Galicia se va a jugar entre las tres grandes fuerzas que tiene este país, el PP, el Partido Socialista y el BNG. En un momento en que Galicia necesita urgentemente un cambio real de políticas, lo que hay que fortalecer son opciones sólidas, consolidadas, con programas fiables, como el Bloque. No es el momento de frivolidades, teniendo en cuenta la situación.

P. Usted se refiere a menudo a la importancia de no repetir “los errores del bipartito”. ¿A qué errores se refiere?

R. Prefiero hablar en positivo, porque creo que el bipartito corresponde a una época pasada. En estas elecciones lo que se va a juzgar es el balance desastroso de gestión para Galicia del PP y las propuestas programáticas de los distintos partidos. El BNG, si hubiera un acuerdo de gobierno, considera que lo fundamental es un programa que marque un claro cambio de rumbo y que vincule a todo el gobierno. Y considera que es imprescindible que ese gobierno sea un gobierno cercano, absolutamente comprometido con los problemas de la gente y con las necesidades sociales. El BNG no va a entrar en ninguna negociación que consista en un quítate tú para ponerme yo, ni va a pelearse por protagonismo ni por consellerías. Para el Bloque, lo fundamental es asegurar un cambio real en la orientación de las políticas públicas diferentes a las que practica el PP.

P. Justamente el PP basa parte de su discurso de campaña en demonizar las coaliciones.

R. El PP hace trampa, porque donde no tiene mayoría absoluta y cuenta con fuerzas en las que puede apoyarse para gobernar, siempre ha suscrito acuerdos. Pero además la sociedad gallega ya sabe perfectamente a qué conducen las mayorías absolutas del PP, tanto en Galicia como en Madrid. Conducen a que el PP se sienta totalmente impune y a no tener que negociar, a practicar las políticas exactamente contrarias al programa electoral con el que concurrió a las elecciones. Las mayorías absolutas del PP sirven para que el PP traicione a sus votantes. Las políticas del PP están siendo particularmente lesivas con los intereses de segmentos de la sociedad que hasta ahora confiaban en ese partido, los autónomos, los pequeños y medianos empresarios, los comerciantes, los pensionistas...

Más información