Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brugal ensombrece el debate de Castedo

La oposición exige la dimisión de la alcaldesa de Alicante tras su imputación

La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, este lunes durante el pleno extraordinario.
La alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo, este lunes durante el pleno extraordinario.

“Si éste es el debate que planteaba la oposición, qué pena de oposición”, espetó la alcaldesa de Alicante, Sonia Castedo al final del pleno extraordinario convocado ayer para analizar el estado de la ciudad. Castedo cerró con estas palabras un pleno que se convocó la semana pasada tras la petición urgente y conjunta de todos los partidos con representación en el Ayuntamiento de Alicante (PSOV-PSOE, EU y UPyD) a raíz de que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJ) imputara a la regidora en la pieza del caso Brugal que investiga el supuesto amaño del Plan General de Ordenación Urbana en beneficio del empresario Enrique Ortiz.

La imputación de Castedo planeó en la sala durante toda la sesión, aunque la regidora delegó en la portavoz popular, Mata García-Romeu, incluso para referirse a su situación judicial. Durante el debate, el PSPV y EU exigieron con dureza a Castedo que abandone la alcaldía porque está dañando la imagen de Alicante y porque agudiza la parálisis que sufre desde hace años la ciudad.

Las mejores frases del pleno

Sonia Castedo, alcaldesa. “Me llaman en tono burlesco la alcaldesa de las flores y sí, lo soy. Alicante está hoy más bonita que nunca”.

“Si éste es el debate que planteaba la oposición, qué pena de oposición”.

“Se ha dejado manipular por su partido y ha permitido que le utilicen como una marioneta" [al portavoz socialista].

Fernando Llopis, portavoz de UPyD. “Todo el mundo ya sabe a quién se le van a dar las contratas”.

“Puede ser jefa de una banda, o liderar un equipo. Exija a su gente que trabaje”.

“No se queje de Zapatero, que ha sido muy mal presidente, igual que Rajoy”.

Miguel Ull, portavoz socialista. “Tiene más maquetas en los cajones que el Museo de Hogueras”.

“Su tiempo se está acabando, deje de hacer daño”.

“Empiece a colaborar con la oposición para que cuando gobiernen otros Alicante no sea un caso perdido”.

Miguel Ángel Pavón, portavoz del Grupo Esquerra Unida. “Va a pasar a ser conocida como la alcaldesa de las basuras en vez de como la alcaldesa de las flores”.

“Es irresponsable y egoísta que vaya a declarar el próximo día 19 como alcaldesa”.

“Han fracasado estrepitosamente en su gestión”.

Marta García-Romeu, portavoz del equipo de Gobierno, del PP. “Tienen muy pocas ideas y un conocimiento escasísimo de la ciudad”.

“Alicante tiene un buen presente y un magnífico futuro”.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Miguel Ull, animó a Castedo a dejar de “hacer daño”. “Su tiempo se está acabando”, espetó a la regidora para después dirigirse a la bancada popular a pedirles que dejen de ser “marionetas controladas” y se alejen de “las corruptelas”. La referencia fue devuelta minutos después con más contundencia en la intervención final de Castedo, que acusó al portavoz socialista de dejarse utilizar como una “marioneta” por su partido, en referencia a la última crisis que viven los socialistas alicantinos que ha terminado con el cambio de portavoz en el grupo municipal.

En la misma línea que los socialistas, el portavoz de EU, Miguel Ángel Pavón, lamentó el “empecinamiento en aferrarse al cargo”. EU considera que los “graves delitos de corrupción” de los que está acusada la regidora suponen el “peor escenario” para que lleguen inversiones a la ciudad porque su honestidad “está en cuestión”. También pidió a Castedo que deje de decir que está satisfecha con su imputación.

El portavoz de EU fue más allá y denunció que el Ayuntamiento favorece siempre a los mismos empresarios “privilegiados” que logran las grandes contratas. Mencionó a Enrique Ortiz pero también a Joaquín Arias (Vectalia) y a Viveros Albatera.

En su turno de réplica, Marta García Romeu, defendió el derecho a la presunción de inocencia de Castedo, así como a tener un “juicio justo” ante los intentos de la oposición de lograr “una condena social”.

El pleno de ayer contó con más ciudadanos de los que habitualmente siguen las sesiones. Castedo, que no les dejó intervenir a pesar de que varios colectivos pretendían hacerlo, solo se dirigió al público para advertir que desalojaría el salón si se seguía realizando comentarios en voz alta. Entre el público, el debate pareció descafeinado, según remarcaban al término varios asistentes. Pese a ello, un sector aplaudió la intervención final de Castedo.

El PGOU ocupó un espacio destacado en el debate. La oposición criticó el nuevo planeamiento, ahora bajo sospecha, y llegó a solicitar que se empiece a redactar de nuevo. Pero la alcaldesa y su portavoz cerraron filas en defensa del plan. Castedo criticó la demonización de un documento que tildó de “necesario” y cuyas bondades defendió: tendrá un mayor contenido ambiental, será más sostenible y regula el incremento del suelo industrial. Y la portavoz del PP incidió en que el equipo de gobierno impulsará la aprobación del PGOU “que permita incrementar el suelo industrial ahora agotado”.

EU pide a la regidora que deje de decir que está satisfecha con su imputación

Tras el pleno, la diputada de Compromís, Mireia Mollà, presente entre el público, opinó que Castedo “se va satisfecha de este debate”. “Debe ser el debate más antidemocrático que he visto”, agregó para criticar a renglón seguido que la alcaldesa “no se haya dignado” a replicar a la oposición. “Ha renunciado a dar la cara”, agregó. Mollà consideró el pleno descafeinado.

En el análisis de la ciudad, Castedo se anticipó a las críticas más previsibles y admitió que Alicante sufre “carencias”. Mencionó el centro de congresos, la línea 2 del tranvía o la llegada del AVE, “actuaciones que afrontar desde hace demasiado tiempo”, reconoció. La regidora calificó estas y otras obras como “absolutamente imprescindibles” y enfatizó que las ha reclamado ante las distintas administraciones sin tener en cuenta su color político y que las seguirá “reivindicando”. No evitó que la oposición le volviera a recordar los proyectos eternos que no terminan de convertirse en realidad. “Tiene más maquetas en los cajones del Ayuntamiento que el museo de las Hogueras”, le aseguró el portavoz socialista.

El PP reivindica la presunción de inocencia de la alcaldesa

En el plano de las propuestas, el debate terminó como una mera enumeración de propuestas genéricas por parte de la oposición. No se entró al detalle y las iniciativas no se debatieron. Cada grupo tuvo dos turnos para hablar, de 12 y 6 minutos respectivamente. Al término de cada ronda, el equipo de gobierno respondía a sus adversarios. Planes de empleo, de choque contra la pobreza, pactos de turismo o de comercio fueron algunas de las propuestas enunciadas por la oposición.

Algunas más concretas reclamaron un parque industrial junto a la universidad en vez de la zona comercial que Ikea proyecta en Rabassa, que las grandes contratas vuelvan a manos públicas o que el dinero ingresado por la entrada de basuras de fuera o por las multas de los nuevos radares se destinen a un plan de empleo juvenil.

Una vez más, por otro lado, García-Romeu acabó responsabilizando a José Luis Rodríguez Zapatero de la dureza de la crisis y terminó llamándole “inútil”. La oposición recordó al PP que gobierna en la ciudad desde hace 17 años.