Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sé lo que hice y lo haría 20 veces”

Los empresarios replican a las defensas sobre su denuncia contra los exdirectivos de Mercasevilla

Los empresarios de la Raza respondieron con soltura y la lección bien aprendida al interrogatorio de las defensas, que buscaron las grietas de su denuncia contra la excúpula de Mercasevilla. “Sé lo que hice y lo volvería a hacer 20 veces, porque era no en defensa mía, sino de los ciudadanos, de los parados y de los niños saharauis de los que se mofaron estos señores”, declaró con tono solemne José Ignacio de Rojas mientras señalaba a los acusados. El tira y afloja fue tenso, y pese a que afirmaban con convicción, los letrados subrayaron varias contradicciones entre su declaración de ayer y la prestada ante la juez instructora Mercedes Alaya.

El hostelero Pedro Sánchez, que atesora numerosos negocios y la organización de cáterin oficiales en Sevilla, reconoció que su esposa trabaja desde las últimas elecciones municipales para el equipo de Gobierno del alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, acusación personada en el juicio. “Se están sacando las cosas de lo que es un robo a una empresa honrada”, replicó el empresario.

Las defensas apretaron a los acusados sobre por qué consideraron normal una concesión a dedo de la subvención de 900.000 euros por parte de la Junta. Esta ayuda pública debió haberse tramitado como subvención excepcional o tras un concurso público, pero los empresarios alegaron desconocer el procedimiento que debía haber seguido la Junta andaluza.

Los letrados también interrogaron a los empresarios sobre su decisión de grabar los encuentros con los exdirectivos. “Fue una decisión nuestra (...) No íbamos a levantar una prueba. No me dedico a trámites mafiosos”, contestó De Rojas.

Mientras, el abogado de Ponce, Simón Fernández, preguntó a este empresario si hizo gestiones con los bancos para obtener los 300.000 euros de mordida, pero este lo rechazó: “Para Mercasevilla no hemos pedido ni un duro”. Hoy declara en el juicio entre otros testigos el exjefe de los servicios jurídicos de la Junta Francisco del Río y el exconsejero Antonio Fernández, excarcelado recientemente en el caso de los ERE.