Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Museo Picasso Málaga exhibe una obra nunca vista en España

El lienzo ‘Langosta y gato’ (1965) ha sido prestado por el Guggenheim de Nueva York

La obra 'Langosta y gato' en el Museo Picasso Málaga.
La obra 'Langosta y gato' en el Museo Picasso Málaga. EFE

Los últimos años de vida de Picasso (1891-1973) estuvieron marcados por una energía artística esplendorosa. En 1965, el artista malagueño pintó para su amigo el galerista muniqués Justin K. Thannhauser, Langosta y gato, un lienzo que muestra la tensión previa a una pelea entre ambos animales. El cuadro fue donado por la segunda esposa y viuda del galerista al museo Guggenheim de Nueva York en 1991 como parte del llamado Legado Thannhauser, que incluía más de 30 obras de Picasso. Entre las condiciones de la donación se establecía que estos fondos debían de estar expuestos de forma permanente en el museo neoyorquino. Por esta razón Langosta y gato casi no ha salido de Estados Unidos. Por primera vez, ahora, se puede ver la pieza en España.

El Museo Picasso Málaga, dentro de su programa Museo Invitado, exhibe hasta el próximo 20 de enero este lienzo de un Picasso nada crepuscular. La obra se ha colgado en la sala XI, conocida como “el Bestiario” por el personal de la pinacoteca malagueña, ya que en ella se muestran obras que ponen de relieve la importancia de los animales en la vida y obra del pintor.

El óleo, según los críticos, muestra la habilidad de Picasso para plasmar formalmente asuntos de apariencia humorística: ambos animales son potencialmente tan inocentes como peligrosos. El gato presenta un aspecto amenazador ante un marisco que exhibe una actitud de ataque. Algunos críticos apuntan a que el tema tiene su antecedente en La raya (1728, Museo del Louvre, Paris), obra del artista francés Jean-Baptiste-Simeón Chardin.

La obra está dedicada Pour Justin y firmada por su ami Picasso. Thannhauser, mecenas de las vanguardias artísticas, programó en su galería en 1913 la primera retrospectiva del pintor malagueño, instalado ya en París. Desde entonces se estableció una relación de amistad entre ambos que solo terminó con la muerte del artista en 1973.