Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El manifiesto crítico del sector catalanista del PSC indigna a la dirección del partido

Los socialistas de la ciudad de Girona eligen a Geli como cabeza de lista

Marina Geli.
Marina Geli.

Buenas palabras y medias sonrisas de puertas hacia fuera, indignación de puertas adentro. La dirección del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ha recibido con profundo malestar el manifiesto crítico en el que el sector catalanista reivindica un referéndum que reconozca el derecho a la autodeterminación. El primer secretario del partido, Pere Navarro, acogió ayer con frialdad el documento —“no veo grandes diferencias con lo que yo defiendo”, dijo— en un intento de no magnificar una polémica que coge al PSC en plena precampaña.

Fuentes de la dirección socialista argumentaron ayer que la puesta en circulación del manifiesto cuando la candidatura de Pere Navarro a la Generalitat apenas ha comenzado a andar es “grave” por la imagen de división que transmite del partido. No entraron a evaluar el contenido tanto como las formas. Y se mostraron especialmente dolidos con el hecho de que uno de los firmantes del manifiesto, el exconsejero Ernest Maragall, haya llegado a afirmar que posiblemente no vote al PSC. “No parece lógico que personas que tienen previsto ir a las listas de las próximas elecciones compartan manifiesto con alguien que abandona el proyecto”, explicaron.

Dirigentes locales del PSC mostraron públicamente su malestar en las redes sociales. También lo hizo la diputada Teresa Cunillera, quien no dudó en calificar el documento de “flaco favor” a la campaña socialista. Sus impulsores lo defendieron ayer, comenzando por Ernest Maragall y la también exconsejera Marina Geli. En declaraciones a Efe, Maragall explicó que el documento puede abrir “muchas posibilidades” y tener efectos “en diversas direcciones”, y una de ellas puede ser la gestación de un nuevo espacio político: “una izquierda nacional mayoritaria y fuerte”.

Por su parte, la agrupación local del PSC de Girona, la mayor de la provincia, eligió ayer por unanimidad a la exconsejera de Salud Marina Geli como cabeza de lista para las elecciones de 25-N. Geli no es la preferida por la dirección para encabezar la lista, ya que esta se ha decantado claramente por Juli Fernández, alcalde de Palafrugell y primer secretario de la federación. Aunque previsible, la elección de una de las abanderadas del ala catalanista del PSC y firmante del manifiesto en favor de un referéndum secesionista puede resultar un contratiempo para la dirección. Ahora tendrán que votar el resto de las agrupaciones, aunque la dirección tiene la última palabra y podría imponer al candidato.