Asier Illarramendi | jugador de la Real Sociedad

“No soy Xabi Alonso”

Illarramendi, el eje de la Real en la medular, cree que la comparación con el madridista le perjudica

Asier Illarramendi.
Asier Illarramendi.

Acaba de romper el cascarón, pero en el despliegue de Asier Illarramendi (Mutriku, Gipuzkoa; 1990) sobre el césped se adivinan las maneras de un veterano. “De eso nada, me queda todo por aprender”, matiza el medio, aquel chico de melena a lo Schuster que en su día prendó a los responsables de Zubieta por su facilidad para interpretar los códigos del rectángulo de juego. Hoy día el péndulo sobre el que gravita el juego de la Real Sociedad. Indispensable para Montanier y asiduo en las categorías inferiores de la selección, vive refugiado en un pequeño pueblo pesquero, a un palmo de Vizcaya. Esta noche (20.00, Canal+ Liga / GolT) afronta su segundo 'clásico' vasco.

Pregunta. ¿Qué trascendencia tiene este partido para usted?

Respuesta. Para un futbolista vasco, esto es lo máximo. El partido del año. Hay una dosis de adrenalina extra que se palpa desde juveniles. También en la calle. La cuadrilla empuja y los amigos del Athletic me desean suerte, pero me dicen que no juegue demasiado bien.

P. Solo tiene 22 años. ¿Cuál es su primer recuerdo de un derbi?

R. Voy desde que era pequeño a Anoeta. Lo de Atotxa me queda lejos por la edad. Me he quedado con las ganas de jugar un partido allí, de vivir el ambiente. En ese sentido, siento envidia sana de San Mamés porque el público está más cerca del jugador.

Soy pivote. Mi misión es mover al equipo y leer el partido. Acelerar o poner la pausa"
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

P. Montanier lo está de usted.

R. Se lo debo todo al míster. No comprendo las críticas. Debuté con Lasarte, en Segunda, pero él apostó por mí desde el principio. Me puso como titular, me lesioné y después me mantuvo en el equipo. La plantilla está con él.

P. El francés admira su capacidad para simplificar el juego.

R. Soy pivote. Mi misión es mover al equipo y leer el partido. Acelerar o poner la pausa. Me gusta tener una visión panorámica del campo. Pero, eso sí, has de saber regularte. No puedes estar de arriba abajo todo el rato. Si no, te rompes.

P. Hay quienes le ven como una réplica de Xabi Alonso.

R. Las comparaciones no ayudan. Él es uno de los mejores del mundo y ponerme a su lado solo puede perjudicarme.

Me he quedado con las ganas de jugar un partido en Atotxa y siento envidia sana de la grada de San Mamés"

P. Pero, ¿se fija en él?

R. Por supuesto. En él, en Xavi, en Busquets… Me gusta como juegan, pero sobre todo su humildad: dentro y fuera del campo.

P. Usted se define como “un chaval de pueblo”.

R. Y con orgullo. No he cambiado mis hábitos por ser futbolista. Me siguen privando las croquetas de mi abuela y disfruto con los amigos en Mutriku. ¿Dónde se puede estar mejor que en casa?

P. Dos triunfos en Anoeta, tres derrotas fuera. ¿Por qué ese desequilibrio?

R. Nos está costando un mundo ganar a domicilio. Tranquilidad, todo llegará.

P. Vela es el mejor sostén del equipo.

R. El año pasado fue fundamental. Metió 12 goles y eso nos salvó. Además da vidilla al vestuario. Es un cachondo, como Griezmann. Cuando se juntan tienen verdadero peligro….

Al Athletic no le beneficia nada el ruido que ha habido este verano. Al final llega al vestuario"

P. ¿Y qué me dice de su amigo Íñigo Martínez?

R. Desde pequeños íbamos a entrenar juntos en el taxi. Es un Kaiser. ¡Vaya golazos metió el año pasado!

P. Uno de ellos en el derbi. Sin embargo, la Real perdió.

R. Sí. Hicieron una gran temporada. Llegaron a dos finales y perdieron las dos, pero ahí estuvieron.

P. ¿Pueden pasarle factura al Athletic los episodios de este verano?

R. No es nada bueno que haya tanto ruido en torno a un equipo. Al final, el revuelo llega al vestuario. A Javi Martínez pueden suplirle, pero Llorente… Su caso es muy desagradable.

P. Tal vez no juegue de inicio, pero estará Muniain.

R. Esperemos que no tenga su día. Te la lía en un segundo. Si hace falta meter la pierna para pararle, lo haré.

Nunca me tentaría fichar por el Athletic. Siempre he sido de la Real, desde pequeño"

P. ¿Y Bielsa?

R. Los resultados y el juego le avalan. Me gusta su apuesta. No es nada fácil hacer lo que él hizo el primer año, aunque al final le pasó factura contar solo con un bloque fijo de 12 ó 13 jugadores.

P. Si le llama el Athletic, ¿le tentaría?

R. Nunca. Desde pequeño he sido de la Real, es el club de mi vida.

P. La última. ¿Se ríen mucho del bigote de Zurutuza?

R. Le hemos colgado alguna que otra foto en la taquilla. Si él está contento con su mostacho pelirrojo, que siga así [risas]. Allá él.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS