Griñán cuenta con que Rajoy no dará todo el rescate

Hacienda concederá a Andalucía un anticipo para vencimientos de deuda

Griñán ayer con la vicepresidenta de la CE, Viviane Reding.
Griñán ayer con la vicepresidenta de la CE, Viviane Reding.GARCÍA CORDERO

La Junta está segura de que el Gobierno central no le dejará tirada y le asistirá a la hora de afrontar los 600 millones de euros que debe pagar el próximo 4 de octubre de vencimiento de deuda. De hecho, fuentes cercanas al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aseguraron ayer que es probable que llegue la semana próxima a través de un anticipo. Pero también sabe que va a ser muy difícil que el Ejecutivo de Mariano Rajoy le preste los 4.906 millones de euros que ha pedido a cargo del fondo de rescate, denominado oficialmente Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Fuentes del Gobierno andaluz afirmaron ayer que aunque no hay nada cerrado, la cifra que podría llegar finalmente estaría en torno a los 3.700 millones de euros, y tirando por lo alto.

El Gobierno central —que tiene previsto presentar hoy el proyecto de ley de Presupuestos del Estado para 2013— aún no ha hecho un cuadrante del reparto del dinero a repartir entre todas las comunidades, de forma que puedan seguir funcionando y prestando servicios. Pero parece claro que la cantidad que la consejera de Hacienda y Administración Pública, Carmen Martínez Aguayo, pidió el pasado martes (casi 5.000 millones) es el pico máximo de la horquilla en la que se mueve la negociación. La Junta ha tirado por elevación, entre otras cosas, porque cree que a Cataluña “le van a dar más de la cuenta”. También es consciente de que ni siquiera barajando el criterio de la población atendida (la andaluza representa el 17,8% de España), en lugar del nivel de deuda, a Andalucía le correspondería lo que está pidiendo. En ese supuesto, el préstamo sería de 3.200 millones de los 18.000 con los que está dotado el FLA.

Más información

Fuentes de la Consejería de Hacienda insistieron ayer en que esa cantidad es la que maneja la Junta, aunque, al mismo tiempo, reconocieron que si se concede al completo estaríamos hablando de “una situación ideal”. Tan ideal, que le permitiría a la Junta, no solo pagar la deuda contraída años atrás y a los proveedores e incluso servicios sociales de los ayuntamientos y a las universidades (como establece el reglamento del FLA), sino también hacer politicas propias, como durante los años en los que había ingresos.

La negociación la está llevando Martínez Aguayo con Montoro y, por el momento, no ha sido necesario que intervenga el presidente de la Junta, José Antonio Griñán. Este volverá a verse con Rajoy en la Conferencia de Presidentes el próximo día 2, y le preocupa que la cita se centre en el debate sobre el independentismo de Cataluña.

Desde la entrevista entre Mariano Rajoy y José Antonio Griñán en la Moncloa, a finales de julio, las relaciones ente los dos Gobiernos han entrado en el cauce de la normalidad (más o menos), pero habrá que ver si esta situación se confirma cuando se baje al terreno de los números. Los Presupuestos del Estado van a ser la prueba del nueve, sobre todo, en lo que se refiere a que las inversiones territorializadas respete el Estatuto y sean similares al peso de la población de la comunidad.

Otra cosa es la relación entre socialistas y populares en Andalucía, donde los segundos no dejan de poner en duda las cuentas. Ayer el portavoz del grupo popular, Carlos Rojas, reprochó al “Gobierno socialcomunista” su alegría a la hora de pedir dinero, y olvidar la “mala gestión generalizada” durante 30 años.

Rojas consideró una “contradicción” que la Junta presuma de tener sus arcas saneadas y al mismo tiempo pida un “rescate mayúsculo”, por lo que insistió en reclamar explicaciones veraces del destino del dinero.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50