Los casinos de Madrid buscan salidas frente a Eurovegas

Las empresas que gestionan los centros de juego de Aranjuez y Torrelodones rebajan sus plantillas mientras buscan locales en la capital al amparo de un cambio legal

Acceso al casino de Aranjuez en una fotografía tomada poco después de su apertura.
Acceso al casino de Aranjuez en una fotografía tomada poco después de su apertura. BERNARDO PÉREZ

En medio del debate sobre la instalación en Madrid del macrocomplejo de casinos del magnate estadounidense Sheldon Adelson, el sector del juego languidece en la región. “A corto plazo, nuestros ingresos disminuirán en torno a un 25%”, explica Juana Abellaneda, portavoz del Gran Casino de Aranjuez, el segundo gran centro de juego de la región junto al de Torrelodones. Ambos están ahora inmersos en sendos expedientes de regulación de empleo (ERE), aunque en el caso de Aranjuez sea de carácter temporal (ERTE).

En concreto, el centro de juego de Aranjuez ha regulado el empleo durante seis meses a 147 de los 174 empleados, algo que ha supuesto un ahorro estimado de 1,45 millones. “La finalidad de esta decisión ha sido mantener la plantilla, evitando llegar a hacer un ERTE extintivo, a la espera de que la situación económica cambie y podamos remontar los ingresos mínimos para poder mantener la actividad y con ello los puestos de empleo”, explica Abellaneda.

En el caso de Torrelodones, de los cerca de 650 empleados (200 han sido externalizados) el ERE afecta a 36 trabajadores, con un ahorro que podría rondar los 3 millones de euros. En términos absolutos el descenso del número de empleados es más acusado en Aranjuez, que ha pasado de unos 500 en 2007 a 174. Por ejemplo, en 2009 se despidió a 113 trabajadores, lo que provocó que las pérdidas anuales de la empresa subieran hasta los 900.000 euros. Mientras tanto, el casino de Torrelodones ha bajado del millar de los años 80 a los alrededor de 450 trabajadores directos y 200 indirectos.

Más información
El Casino de Torrelodones despide a 36 empleados con la reforma laboral
El Ayuntamiento admite que Eurovegas se ha interesado por Ifema
Míster Adelson y las Póker Barranquillas
El ocaso del bingo
Aguirre: “Intuyo que Adelson quiere Alcorcón de sede de Eurovegas”
Montoro dice que no cambiará la legislación tributaria por Eurovegas

En el caso de Torrelodones, desde el 14 de octubre de 1981, fecha en la que abrió las puertas al público el casino, el número de empleados ha ido disminuyendo. Ellos mismos recuerdan que entonces había colas para entrar y los servicios de seguridad se veían obligados a cerrar las puertas para evitar el exceso de afluencia. Al casino acudían clientes de toda España, e incluso de otros países de Europa. Según estimaciones de este verano, la media diaria de entradas al casino de Torrelodones es de un millar de personas, llegando los fines de semana a las 1.500.

Los resultados de ambos casinos están lejos de los obtenidos en 2007, año en el que abrió el Gran Casino de Aranjuez, esperando que la construcción de miles de viviendas en los diferentes planes parciales aprobados por los Ayuntamientos de Aranjuez y Colmenar de Oreja aumentaran la población de la zona, y por tanto el número de clientes potenciales. En ese año la estimación de los beneficios mensuales era de unos 3 millones de euros antes de impuestos, cuando hoy es de un millón, según datos aportados por los trabajadores. En Torrelodones la previsión incluida en la documentación del ERE indica unos ingresos de 25 millones de euros en las mesas de juego, lo que supone una caída del 25% en tres años, aunque según los empleados en agosto ya se habían superado los 20 millones. Poco más de un millón de euros mensuales. Con esta importante caída en las cifras de negocio, los casinos de Aranjuez y Torrelodones han disminuido también su oferta de juego. En el casino del sur de la Comunidad el número de mesas ha pasado de 45 a 19. En Torrelodones el número de mesas es de 50, cuando en 2007 eran unas 60.

En este contexto de dificultad, un reciente cambio en la Ley del Juego regional ha permitido a las dos empresas instalar sedes en la capital, circunstancia que abre unas perspectivas muy diferentes de las que esperan sacar partido a cambio de mantener su sede original. “La apertura de una subsede en el centro de Madrid repercutirá, de manera sustancial, en la mejora de la deteriorada cuenta de resultados”, admite la portavoz del casino de Aranjuez.

Ambos casinos ya se han lanzado a buscar una sede satélite en Madrid de la que esperan muchos más ingresos. Fuentes relacionadas con el casino de Torrelodones dan por hecho que la empresa ya ha cerrado un trato para instalarse en la Plaza de Colón, muy cerca del Museo de Cera. En el caso de Aranjuez su portavoz prefiere no concretar más datos: “Estamos valorando diferentes opciones”. Fuentes relacionadas con la empresa anuncian que las opciones que se barajan para esta nueva sede estarían en La Castellana, en la Gran Vía o en Plaza de España.

Si bien la llegada de Eurovegas puede restar mercado a los locales de juego existentes, sus exigencias podrían beneficiarles: “Creemos que debe modificarse la manera en la que la normativa grava los ingresos brutos del juego. En una situación como la actual, con tasas de desempleo superiores al 25%, no creemos adecuado gravar los ingresos de una actividad sin tener en cuenta sus costes”, resalta Juana Abellaneda. Según fuentes del sector, cada mesas de un casino paga el 45% de los ingresos a la Administración y por cada una de ellas la empresa deposita otros 50.000 euros más. Sobre el consumo de tabaco en los locales, solo piden que el trato sea similar al que se dé a Adelson.

Eurovegas se ha interesado por Ifema

BRUNO G. GALLO

Complicado lo tiene el Ayuntamiento de Madrid para justificar su postura respecto a Eurovegas en lo que se refiere a la actividad de ferias y congresos. El proyecto del magnate Sheldon Adelson pretende ser el mayor centro de convenciones de Europa. Y uno de los pilares de la estrategia turística municipal es precisamente atraer a ese tipo de viajeros... a las instalaciones de Ayuntamiento y Comunidad (Ifema y Madrid Espacios y Congresos).

Así, cuando el gobierno local (PP) niega que las instituciones públicas se estén agarrando los machos ante el desembarco de Eurovegas, la izquierda (PSM e IU) le arrea por negligencia y dejación de funciones. Y cuando se publican los contactos entre los negociadores de las Administraciones y Adelson sobre el futuro de Ifema, adopta la postura de la esfinge, como ayer el edil de Economía, Pedro Calvo, que dijo no haber sido incluido ni tener noticia de esas conversaciones.

EL PAÍS desveló que Ifema forma parte de las negociaciones con Adelson. Y Calvo reconoció ayer que el número dos del magnate visitó el recinto ferial en julio, en su viaje a Madrid y Barcelona, para examinar los posibles terrenos para el macrocomplejo de ocio y juego.

Un alto responsable implicado en las negociaciones había dicho días antes a EL PAÍS: “Adelson ha visitado Ifema, y estuvieron pactando cómo quedarán ambas instituciones”.

Ayer, preguntado sobre ello como responsable municipal del área, Calvo mencionó dos visitas a Ifema de los responsables de Eurovegas, que “se interesaron por sus datos de actividad ferial”.

Ángel Lara (IU) criticó que el Ayuntamiento esté “esperando a ver qué pasa” en lugar de analizar y tomar medidas. Pablo Rojo (PSM) censuró que siga “mudo y callado”, una “mala estrategia” en su opinión teniendo en cuenta todo lo que está en juego.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS