Xelís de Toro interroga los límites del libro en su nueva obra

“Los textos del libro cumplen todos una misma función”, se explica, “crear un canal de comunicación con los demás y con uno mismo”

Portada del libro de De Toro
Portada del libro de De Toro

Poemas que deconstruyen el lenguaje, composiciones narrativas, reformulaciones del juego literario de Oulipo, escrita conceptual, colages, narración oral, textos en proceso. De todo ello y más —colaboran 14 artistas gráficos— contiene O libro das pontes invisibles(Pighog Press, distribuido en Galicia por Positivas, 2012), el nuevo trabajo de Xelís de Toro, una exploración, en palabras del autor, “de los límites del libro”.

Porque lo que se ha propuesto De Toro (Santiago de Compostela, 1962) es ratificar su idea de que la literatura constituye una suerte de comunicación. A menudo atípica, pero comunicación. “Los textos del libro cumplen todos una misma función”, se explica, “crear un canal de comunicación con los demás y con uno mismo”. “La literatura, al fin y al cabo, revela cosas de ti mismo que desconoces”, se extiende, “y a eso le llamo construir un puente invisible”. Y en el trayecto de escritura puede suceder cualquier cosa. También dar un salto en el vacío —una de las novelas de De Toro se tituló Os saltimbanquis no paraíso (2000)— o hacia otro lugar no transitado.

“La idea de que no existe nada fijo y su relación con romper las estructuras del libro está presente en el proyecto”, insiste. O la apelación a la no pasividad del lector: códigos QR y páginas en blanco o pautadas invitan a participar en O libro das pontes invisibles. Que se publica en versión bilingüe con traducción al inglés de John Rutherford. “Se trata de una obra concepto y esa traducción entra en él, es igualmente un puente”, asegura.

Despreocupado por la taxonomía genérica, De Toro sin embargo admite “poesía” como compartimento para su nuevo libro. Mientras su anterior incursión, Riofero (Xerais, 2009), enlazaba con la novela de aventuras casi metafísica, ahora realiza una explosión controlada del poema. “O libro... es producto de una crisis, de una ruptura, pero no en el sentido negativo”, argumenta, “sino que me liberé de cualquier obligación como escritor y cuando me di cuenta estaba escribiendo poesía”. Últimamente comprometido con el grupo Laboratoro —performance, poesía sonora, improvisación musical—, el autor reconoce cierta conexión con sus tentativas literarias hace 30 años en revistas como Favorita<CF1000> o Trilateral. </CF>

O libro das pontes invisibles extiende su universo en una exposición que, hasta el 3 de octubre, se encuentra en la Galería Metro de Santiago.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción