Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nieto da por muerto el proyecto del aeropuerto de Córdoba

El regidor cordobés consideró que dicho proyecto había tenido “un sobrecoste alto” y podía acarrear “algún desequilibrio económico para el propio Ayuntamiento”

El alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto, del Partido Popular, aseguró ayer que la capital nunca tendrá “un aeropuerto en condiciones” después de que “hayan pasado ya 13 años” y las obras de ampliación de la pista no se hayan concluido. Nieto, que calcula que solo se ha ejecutado el 30% del proyecto previsto, quiere llegar a un acuerdo con el ente público AENA sobre el convenio suscrito para la ampliación del aeropuerto y ahorrarse el pago de alrededor de 17 millones de euros. El organismo dependiente de Fomento ya se ha gastado 38 millones en expropiaciones.

El alcalde afirmó que el aeropuerto no tendría “una pista de 2.400 metros, ni estará en un espacio que no esté condicionado ni limitado, que pueda tener una ciudad aeroportuaria que le dé soporte y apoyo”. Nieto aseguró que la infraestructura tendría “limitaciones importantes”.

El regidor cordobés consideró que dicho proyecto había tenido “un sobrecoste alto” y podía acarrear “algún desequilibrio económico para el propio Ayuntamiento”. Nieto añadió que consideraba “injusto” que la Administración local tuviera que “abonar una cantidad tan importante”, algo de lo que responsabilizó a “lo que pactó IU y PSOE con el Gobierno central socialista”. “El aeropuerto es titularidad de AENA y el Consistorio no tiene nada que ver ni es de su competencia. Los ciudadanos tendrán que valorar que, por un capricho de quien gobernaba en Córdoba, se puedan perder 17 millones de euros”.

“En el año 1999, hubo un debate en la ciudad, con un plan general donde se dibujó el espacio para un nuevo aeropuerto en la ciudad, IU y PSOE dijeron que Córdoba no se podía esperar a construir un aeropuerto nuevo, que eso tardaba diez años pero, han pasado ya 13 años y seguimos sin tener el aeropuerto”, subrayó. El alcalde intentará convencer a AENA para eludir el pago. “Fue una mala decisión y en cuanto a la legalidad, probablemente tenga encaje legal, pero no así la oportunidad”.