Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSE despoja a Bildu de la principal mancomunidad de residuos en Gipuzkoa

Eliminará los sueldos que la coalición instauró cuando presidió San Marcos

Los socialistas Denis Itxaso y Susana Corcuera, ayer en San Sebastián.
Los socialistas Denis Itxaso y Susana Corcuera, ayer en San Sebastián.

Con las tres mancomunidades de residuos más importantes en Gipuzkoa en manos de los socialistas, la Diputación, gobernada por Bildu que rechaza la incineradora y defiende el puerta a puerta, tendrá que demostrar si finalmente acata la decisión de obedecer lo que digan las mancomunidades en materia gestión de residuos, donde campaban a sus anchas, y que a partir de ahora una mayoría estará en manos del PSE.

El concejal socialista de San Sebastián asume la presidencia de la Mancomunidad de San Marcos con el objetivo de frenar el puerta a puerta e instaurar el quinto contenedor, apuesta de los principales partidos de la oposición —PP, PNV y PSE— para la implantación de la recogida selectiva de la materia orgánica. Los socialistas van a presidir las tres mancomunidades más importantes (San Marcos, Txingudi y Debabarrena) de las ocho que existen, que suponen un 50% de la población guipuzcoana, gracias al sello de un acuerdo con el PP y el PNV. “Ha habido un cambio de correlación de fuerzas en varios ayuntamientos con los cambios de representantes de San Sebastián y Lasarte-Oria para desbancar a Bildu”, explicó el nuevo presidente de San Marcos.

Una de las primeras iniciativas que promoverán los socialistas es la eliminación de los sueldos que la coalición estableció al llegar a este órgano de gestión de residuos. “La principal prioridad es ser un dique de contención de la imposición del puerta a puerta en Rentería, Pasaia, Lezo y San Sebastián y ofrecer a esos ayuntamientos en manos de Bildu la implantación del quinto contenedor”, explicó Itxaso ayer durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento de San Sebastián.

Para el PSE esta ofensiva es importante porque permitirá frenar el puerta a puerta en todos los municipios de Donostialdea y apostar por una fórmula “más salubre, limpia, cómoda y barata” como el quinto contenedor.

La Diputación foral afirma que respetará las mayorías que surjan

Entre las iniciativas que quiere tomar el PSE está el inicio de los trámites para la clausura y sellado del vertedero de San Marcos para convertirlo en un parque verde en el futuro. “Creemos que Bildu no tiene intención de sellarlo por si acaso hay que reabrirlo y volver a echar basura a la vista de que sino se hace la incineradora en algún sitio habrá que depositarla”, indicó a este periódico el concejal socialista.

La Diputación de Gipuzkoa afirmó ayer que respetará las mayorías que surjan entre las mancomunidades en materia de gestión de residuos. La portavoz de la Diputación, Larraitz Ugarte, afirmó ayer el acuerdo, por el que el concejal socialista donostiarra Denis Itxaso se hará con la presidencia de la Mancomunidad de San Marcos, significa “un paso más” en el camino emprendido por la oposición de Gipuzkoa. A su vez recordó que la competencia en esta cuestión corresponde a las mancomunidades, cuya mayoría respetará en el Consorcio de Gestión de Residuos, donde continua teniendo una mayoría Bildu; Diputación cuenta con una representación del 33%; un 33% corresponde a San Marcos y el resto a las otras mancomunidades. Itxaso recordó, en este sentido, que la Diputación tendría que ser consciente de que “la mayoría en las Juntas Generales” no aprueba la gestión de Bildu en materia de residuos.

Ugarte indicó que el gobierno foral tiene una propuesta de recogida selectiva de la basura que excluye la incineradora y que ha presentado en Europa, donde ha sido “vista con muy buenos ojos”.