Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘National Day’ más crispado

La tensión con España eleva el tono del mensaje en la fiesta de Gibraltar

Un vecino de Gibraltar, durante un National Day.
Un vecino de Gibraltar, durante un National Day.

Los gibraltareños teñirán este lunes las calles del Peñón de los colores rojo y blanco de su bandera. Como es tradicional desde hace 20 años, los habitantes de la única colonia existente en Europa celebran el llamado National Day. Una jornada festiva y a la vez reivindicativa que este año puede dejar un mensaje más radical hacia España, debido a las diferencias que han fomentado tanto la llegada del Gobierno de Rajoy a la Moncloa como la del laborista Fabian Picardo al número 6 de Convent Place, sede del Ejecutivo gibraltareño.

A lo largo de toda la semana y durante los días que aún quedan de mes, los casi 30.000 habitantes del Peñón han participado en distintos actos que conmemoran su día nacional pero, sin duda, como cada 10 de septiembre, el momento más destacado de los días festivos será el que se viva este lunes a mediodía en Casemates Square. El llamado rally político que organiza el Grupo Pro-autodeterminación de Gibraltar tiene por lema este año La autodeterminación es nuestro derecho. Con ello, una vez más, los gibraltareños tratan de reivindicar su territorialidad frente a una posición, la española, que desde la llegada del PP al Gobierno ha fomentado las diferencias y los enfrentamientos con la colonia británica.

“La celebración de hoy debe tener la relevancia de cualquier día nacional, como lo es en otros países que realizan celebraciones similares”, manifestó ayer Fortunato Azzopardi, uno de los organizadores del evento. Para los gibraltareños, esta edición del National Day es doblemente importante. “Mientras sigan profiriéndose amenazas a nuestra comunidad, con incursiones en nuestras aguas territoriales y con reclamaciones por parte de España sobre la soberanía, tenemos que dejar claro que, en las cuestiones fundamentales, nos mantenemos unidos como pueblo”, aseveró Azzopardi.

A las celebraciones de hoy se suman 18 parlamentarios británicos

Los gibraltareños, en líneas generales, creen en las buenas relaciones de vecindad con España pero consideran “totalmente inaceptables” algunas actitudes del Gobierno. “España se considera libre para llevar a cabo una campaña de guerra de guerrillas contra nuestros derechos como gibraltareños, como ciudadanos británicos y ciudadanos de la UE”, asegura el organizador del National Day. “Es justo que reafirmemos nuestros derechos políticos como pueblo”, insiste Azzopardi. A la fiesta de hoy se sumarán 18 parlamentarios británicos, además de miembros de los partidos independentistas de Escocia e Irlanda.

A pesar de que en los últimos días tanto el ministro de Agricultura, Alimentación y Medioambiente, Miguel Arias Cañete, como el responsable de la cartera de Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, han reiterado la postura implacable del Gobierno español respecto a asuntos relacionados con la soberanía del Peñón y con la postura que en conflictos como el pesquero mantiene el Ejecutivo de Fabian Picardo, los gibraltareños no creen que la celebración del National Day vaya a endurecer el mensaje de los políticos intervinientes en el acto de este lunes respecto a España. “La postura de Gibraltar debe ser la misma que la mantenida durante estos 20 años”, manifestó Dennis Mathews, presidente del Grupo Pro-autodeterminación. “Gibraltar solo debe reivindicar su derecho a decidir su futuro como país”, opina.

“Nuestra postura debe ser la de los últimos 20 años”, dice un organizador

Mientras todo esto ocurre, en los últimos días el ministro de Exteriores ha reiterado que España va a aplicar la legislación de la Unión Europea en asuntos como la persecución del fraude desde paraísos fiscales y ha recordado que el Gobierno español ha denunciado el nuevo régimen fiscal gibraltareño en la UE. García-Margallo ha asegurado, además, que el Ejecutivo está estudiando “cómo implementar el Lugar de Interés Comunitario Estrecho Oriental (LIC), cuyo desarrollo corresponde a España, estableciendo una Zona de Especial Conservación (ZEC) en la que se prohibirán aquellas acciones que se consideren contrarias al Medio Ambiente”. El ministro ha manifestado su intención de contar con el apoyo del Reino Unido para este plan.

Estos asuntos y el provocado por las hostilidades existentes en las aguas de la Bahía de Algeciras a causa de las actuaciones intimidatorias que la policía de Gibraltar está llevando a cabo contra los barcos de pesca artesanal que trabajan en las aguas que rodean el Peñón, tendrán seguro un apartado especial en los discursos que se escucharán en la principal plaza de la colonia británica.

Un castillo de fuegos artificiales y la tradicional suelta de globos con los colores rojo y blanco de la bandera gibraltareña pondrán el punto y seguido a unos actos en los que Gibraltar insiste en hacerse oír como pueblo.