Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fabra anuncia el distrito escolar único entre recortes y protestas

El presidente cede a las patronales e importa el modelo neoliberal del PP y lo anuncia durante su visita oficial del inicio de curso en el colegio público Rafael Altamira de Quatretonda

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, inauguró el curso en una escuela de Quatretonda.
El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, inauguró el curso en una escuela de Quatretonda.

La forma de elegir un centro escolar cambiará de forma radical el próximo curso: la Comunidad Valenciana tendrá distrito único, siguiendo la estela del PP madrileño que lo ha implantado este curso. El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, anunciado hoy —durante la inauguración oficial de curso en el colegio Rafael Altamira de Quatretonda (Valencia)— que los cambios para acceder a una plaza escolar pública o concertada “modificarán el criterio de cercanía al domicilio familiar”, que hasta ahora era el criterio predominante. A partir del próximo curso la Administración educativa primará la reagrupación de hermanos, otorgando mayor puntuación a la cantidad de familiares matriculados en un centro, o al hecho de que los progenitores hayan estudiado en él, con el argumento de favorecer “la libertad de elección de las familias”.

En la práctica, la decisión del Consell es una concesión a una reivindicación histórica de las patronales de enseñanza privada concertada, que Mariano Rajoy incorporó al programa electoral del PP.

El anuncio llega en pleno periodo de congelación de la construcción de un centenar de centros escolares públicos programados y paralizados desde 2010, cuando la Generalitat inició la crisis de tesorería que la ha llevado a una quiebra financiera técnica y a la masificación y falta de plazas públicas crónicas en muchos distritos de las capitales de comarca. El resultado, como confirmó el jueves la propia consejera de Educación, María José Catalá, ha sido el “trasvase” este curso de más de 10.000 escolares hacia la iniciativa privada-concertada.

La Generalitat defiende el

derecho de "libertad de

elección de las familias"

El escenario inaugural escogido por Fabra se solapa con la fotografía de un inicio de curso especialmente marcado por los recortes salariales docentes impuesto por el Consell en enero; las restricciones de las ayudas escolares (libros, comedor y transporte); y el adelgazamiento de la plantilla docente, lo que ha calentado este viernes el inicio de curso en muchos centros donde se realizaron protestas y lecturas de manifiestos “contra los recortes”, como el colegio público Malvarrosa de Valencia capital.

El presidente de la Generalitat aprovechó su discurso para detallar que el distrito único podrá alcanzar “en los casos oportunos a todo el municipio”. Y justificó la decisión con el argumentario de que “esta medida garantiza la libertad de elección el centro por parte de las familias, mejora la eficiencia del sistema educativo, aumenta la competitividad entre los centros por tener más demanda y favorece la especialización curricular”.

No obstante, estudios de la Organización para la Cooperación al Desarrollo Económico (OCDE) rebaten estas tesis. En 27 de los 33 miembros de la OCDE el lugar de residencia de la familia y su cercanía a la escuela es una elemento predominante a la hora de asignar una plaza tanto en Primaria como en Secundaria.

En 27 de los 33 miembros de la OCDE la residencia de la familia y

su cercanía a la escuela

es el elemento predominante

La mejor escuela es la más cercana para evitar el desarraigo y las complicaciones de trasladar a los menores que, lógicamente, recaen sobre familias con menos recursos económicos.

De hecho, la OCDE ha introducido medidas correctoras para evitar que determinadas escuelas públicas deriven en un gueto, porque los centros pueden caer en una “guerra” por atraer a los mejores alumnos a cambio de financiación. En Holanda, por ejemplo, para neutralizar este efecto las escuelas reciben más dinero y personal docente de apoyo si matriculan a familias con menos formación y recursos.

Las familias con más recursos —más dinero y más estudios— podrán ejercitar este derecho con mayor facilidad que las que menos tienen, ha advertido ya la OCDE. Los sindicatos y los padres de la escuela pública rechazan la medida y la tildan de “segregadora” y “elitista”.

Apuesta por el inglés

Fabra ha culminado su recorrido con un discurso optimista sobre la entrada en marcha de las clases de inglés para niños de 3 años en 270 centros escolares, que este curso tendrán dos días de actividades en esta lengua extranjera. "En 2016 cuando acaben la formación obligatoria, habrán recibido más de 2.000 horas lectivas de inglés", ha dicho Fabra.

También se ha pronunciado sobre este asunto el vicepresidente del Ejecutivo autonómico, José Ciscar, durante la rueda de prensa posterior al pleno del Consell. Preguntado por si la aplicación de este distrito único puede suponer que, por ejemplo, un escolar de Castellón tenga la misma posibilidad que otro de asistir a un colegio de Valencia, ha aclarado que el distrito único "nunca" implicará salir fuera del municipio del estudiante.

Ciscar ha remarcado que la medida -que ya no daba tiempo de aplicar este curso, ha puntualizado- pretende "facilitar la libertad de elección a los padres y, de esta manera, facilitar la libertad educativa" y ha instado a esperar a los detalles que facilitará María José Català. consejera de Educación,

Catalá negó hace dos días en rueda de prensa que la Generalitat barajara la posibilidad de implantar el distrito único para la elección de centro educativo. La Comunidad de Madrid ya implantó la misma medida hace un año.

Más información