Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los alcaldes socialistas acusan al PP de quitarles los autobuses de la EMT

El Ayuntamiento de Valencia ha suprimido la extensión de líneas a los municipios vecinos

Los afectados insisten en que otros municipios del PP no han sufrido el mismo trato

En el centro, Carlos Bielsa, alcalde de Mislata, con sus colegas de Alboraia y Vinalesa.
En el centro, Carlos Bielsa, alcalde de Mislata, con sus colegas de Alboraia y Vinalesa.

La bronca dura más de un año. Los alcaldes, los tres socialistas, de los municipios de Mislata, Alboraia y Vinalesa —poblaciones limítrofes con la ciudad de Valencia— denunciaron ayer la discriminación de la que son objeto por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Valencia, que ha suprimido la extensión de las líneas de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) a sus términos municipales. “¿Por qué a los pueblos gobernados por el PP, que están en la misma situación que nosotros, no les han condenado de la misma manera a pagar para mantener sus líneas de autobús?”, plantearon sin ambages los regidores.

La EMT, que explota las líneas de autobús de la ciudad de Valencia, prestaba desde hace años servicios a los municipios vecinos. Hace un año, y con las pérdidas que arrastra como primer argumento, dio un ultimatum a las poblaciones de alrededor les pidió una tasa por prestar el servicio de transporte público.

Los alcaldes se reunirán el próximo martes con el concejal de Transportes de Valencia, Alfonso Novo, para valorar posibles soluciones y reclamaron que sea la Agencia de la Movilidad quien soluciones este entuerto. Novo replicó que no se trata de un problema político e insistió en que la medida obedece a la necesidad de ajustar el coste de los servicios.

Carlos Bielsa, alcalde de Mislata, ha insistido en que el concejal Alfonso Novo, del PP, "no quiere negociar, quiere imponer" y, en su opinión, las conversaciones que han durado meses han sido una pantomima". Los alcaldes socialistas se quejan de que las tasas económicas que Novo pide por la prestación del servicio en su municipios es desproporcionada.

El regidor de Alboraia, Miguel Chavarría, ha denunciado que la solución que plantea el PP consiste en "poner fronteras en cada municipio, como los antiguos filatos" y ha propuesto como solución "aprovechar las nuevas tecnologías para utilizar el mismo servicio con diferentes tarifas, como hace el Metro". 

El alcalde de Vinalesa, Julio César Martínez, ha asegurado que ante la imposibilidad de negociar con el Consistorio de Valencia, "nos han obligado a firmar un convenio con la AVM para no quedarnos incomunicados, pero nuestros vecinos pagarán ahora el doble por el billete y tendremos un 30% menos de servicio".