Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional suspende la subida de pensión de la cúpula de la CAM

El juez Gómez Bermúdez paraliza los acuerdos del expresidente de la CAM y los exdirectivos

Los imputados reconocieron que firmaron después de la fecha que figuraba en los documentos

Roberto López Abad, exdirector de la CAM, a su llegada a la Audiencia Nacional en julio pasado.
Roberto López Abad, exdirector de la CAM, a su llegada a la Audiencia Nacional en julio pasado.

La Audiencia Nacional ha decidido suspender cautelarmente los acuerdos a los que llegó el expresidente de la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Modesto Crespo y los ex directivos María Dolores Amorós y Roberto López Abad para elevar sus pensiones.

En un auto publicado hoy, el juez Javier Gómez Bermúdez considera procedente suspender esos acuerdos, supuestamente de noviembre y diciembre de 2010, ya que los tres imputados han reconocido que fueron "antedatados", es decir, que se firmaron posteriormente a la fecha que figura en los documentos, en marzo de 2011.

"Aunque sostienen que de ello no se derivó perjuicio para la entidad, no es éste el criterio mantenido por los peritos, además de que no se vislumbra explicación lógica alguna para tal falsedad (...) más allá que la intención de dar cobertura bajo el ejercicio contable de 2010 a unos acuerdos que difícilmente hubieran pasado el filtro de la programada fusión" de la CAM con Banco Base, argumenta el juez.

Los acuerdos de 22 y 25 de noviembre (que afectaban al comité de dirección) y los del 7 de diciembre de 2010 (beneficiaban a López Abad y Amorós) permitían que la pensión complementaria que pagaba la CAM se calculara en base al último salario fijo devengado, en vez de con el salario medio de los tres años anteriores a la jubilación.

Según el informe pericial elaborado por PwC, esos acuerdos permitieron que la pensión complementaria de Amorós se calculara en función de los 593.040,02 euros de sueldo que tenía a finales de 2010, cuando se aprobó su nombramiento como directora general de la CAM, en vez de en función de los 383.911,82 euros que cobraba anteriormente.

Para el abogado designado por el FROB para la CAM, Carlos Gómez-Jara, esos acuerdos sirvieron a los miembros del comité de dirección para evitar que sus pensiones complementarias se determinaran "en relación a unas futuras retribuciones que sabían con base en su conocimiento de la situación real de la entidad que con toda seguridad iban a disminuir".

Los acuerdos de 22 y 25 de noviembre fueron firmados en representación de la CAM por López Abad, mientras que el de diciembre fue rubricado por Crespo con los dos beneficiados (Amorós y López Abad). Gómez-Jara recuerda que los acuerdos jamás fueron elevados al consejo de administración para su aprobación, pese a que vulneraban las normas que había fijado ese órgano para el cálculo de la pensión complementaria.

Más información