Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una butaca contra la soledad

Amics de la gent gran celebra el 30 de septiembre una gala con, entre otros, Peret y Buenafuente

El periodista Albert Om (centro) junto al cantante Peret y María Martínez, durante la presentación de la gala 'No esteu Sols!' en el Liceu de Barcelona.
El periodista Albert Om (centro) junto al cantante Peret y María Martínez, durante la presentación de la gala 'No esteu Sols!' en el Liceu de Barcelona.

Alrededor de 150.000 mayores de 65 años viven en soledad en Cataluña. El dato lo da Amics de la gent gran, una asociación de voluntariado que desde hace 25 años se encarga de devolverle la ilusión por vivir a nuestros mayores y que en 2011 atendió a más de 800 ancianos. Desde luego, queda mucho por hacer y, en el marco de esta batalla en pos de la felicidad de la población anciana, la entidad celebrará la gala benéfica No esteu sols! el 30 de septiembre en el Liceo barcelonés. Participarán mayúsculos artistas catalanes para recaudar fondos que se destinarán a la "expansión de las actividades del grupo en cinco nuevas poblaciones catalanas", ha dicho en la mañana del miércoles el director de la organización, Oriol Alsina, en la presentación de la gala, que se ha celebrado en las entrañas del más prestigioso y antiguo teatro de Barcelona.

Esta mañana, el centro de la mesa y los flashes aguardaban la llegada del que estaba destinado a ser el maestro de ceremonias de la rueda de prensa: Pere Pubill Calaf, Peret. Su intervención, discreta, solemne y sin ningún comentario destinado a despertar sonrisas ("Yo ya soy mayor. La soledad es algo muy serio, no es para reírse. A los jóvenes les da por pensar que nunca envejeceran y morirán") se ha visto eclipasada por el testimonio de una enternecedora señora de 87 años que, desde hace tres, siente que su vida ha cambiado gracias a la acción de Amics de la gent grand.

María Martínez, con una sonrisa perpetuamente clavada en el rostro y una inusitada vitalidad y fluidez en el discurso, ha relatado cómo esta asociación ha conseguido devolverle la ilusión cada mañana al despertar: "Me la recomendó mi asistente social. Yo vivo sola y me sentía un poco apagada y ahora gracias a los voluntarios estoy viviendo los años más felices de mi vida". Martínez recuerda con la mirada depositada en el infinito la ilusión que le hizo el regalo de una simple rosa en el día de Sant Jordi: "¡Que son tan baratas, que ni siquiera tienen IVA!". Poco ha importado que sí que tengan el impuesto; Martínez ha acaparado todas las carcajadas y los aplausos. También cuando, al terminar su intervención, se ha dirigido, segura, a la veintena de asistentes para preguntar si alguien tenía alguna pregunta que hacerle.

El aumento de la esperanza de vida y el conseguiente envejecimiento de la población ha provocado que la soledad no deseada sea un problema latente, creciente e incluso peligroso para la vida. Un estudio publicado en la publicación estadounidense Archives os Internal Medicine advierte de que la soledad "puede ser un indicador para los médicos a la hora de identificar si existe riesgo de muerte". Amics de la gent gran cuenta con 765 voluntarios que realizan labores de acompañamiento y 1.597 socios y donantes que colaboran económicamente con la causa.

El espectáculo del último domingo de septiembre, destinado a ser un lienzo de múltiples disciplinas artísticas, contará con Andreu Buenafuente, Albert Om, Montserrat Carulla, Vicky Penya, Miranda Mas, Lidia Pujol, T de Teatre, Gerard Quintana, Sol Picó, el Tricicle, Miguel Rios i Jaume Vilaseca, Peret, Gertrudis y Virginia Vidal. Ya se pueden adquirir las entradas en Internet, que oscilan entre los 20 y los 150 euros. Todo, para hacer llegar un mensaje muy claro y sintetizado por la reflexión que esta mañana ha ofrecido Josep Olivé, de la obra social de La Caixa, colaboradora en la gala: "Cuando las personas se hacen mayores tenedemos a apartarlas de en medio. ¿Por qué no podemos asumir que los mayores también pueden aportar valor?"