Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Quincena esquiva la crisis

La cita de música clásica donostiarra despide su 73 edición con un destacado éxito de público

Las cifras de ocupación alcanzan una media del 95%

Presentación de la 73 edición de la Quincena Musical el pasado mes de julio.
Presentación de la 73 edición de la Quincena Musical el pasado mes de julio.

Ni la crisis, ni la consecuente estrechez económica han conseguido ensombrecer la 73 edición de la Quincena Musical de San Sebastián. “El recorte presupuestario no se ha traducido en una asistencia menor a los conciertos, y la calidad de los mismos se ha visto recompensada por un público fiel”, explicó ayer la organización a través de un comunicado. La cita, dedicada este año a los compositores Claude Debussy y Francisco Escudero, ha despedido el mes de agosto con un significativo éxito de público, de media, los tres escenarios principales: el Kursaal, el Teatro Victoria Eugenia y el convento de Santa Teresa, han alcanzado una ocupación del 95%.

La Orquesta Sinfónica de Bamberg ofreció el último recital de la edición el pasado domingo, “un broche de oro”, según la organización, con un programa compuesto por piezas de Stravinsky y Debussy. El músico francés ha sido uno de los hilos principales de la Quincena en el mismo año en el que se celebra el 150 aniversario de su nacimiento. Debussy, referente de la explosión creativa del París de entre siglos, ha impregnado gran parte de las más de 70 actividades programadas, así como otros músicos contemporáneos: Ravel, Dukas y Satie.

La cita tampoco ha querido pasar por alto el centenario del nacimiento de Francisco Escudero. El compositor de Zarautz también ha tenido un peso específico en el festival, e incluso se ha celebrado un encuentro sobre su obra en colaboración con los Cursos de Verano de la UPV.

El festival programará una ópera de Verdi en su próxima edición

El Kursaal, referente de las actuaciones de orquesta, ha cosechado cinco llenos totales y en el cómputo de todos los espectáculos programados en el auditorio la cifra de asistencia ha sido de un 90%. La flauta mágica, colgó el cartel de no hay entradas en sus dos sesiones, al igual que los recitales ofrecidos por la Orquesta de París, la Filarmónica de San Petersburgo, y el primero de la Orquesta de Bamberg, junto a la pianista Christian Zacharias.

El Teatro Victoria Eugenia, por su parte, ha vendido todas sus entradas para los cuatro espectáculos que ha ofrecido, mientras que el escenario paradigmático de la cita, el convento de Santa Teresa, que ha albergado todas las propuestas del Ciclo de Música Antigua, ha arrojado una ocupación del 95%.

El resto de iniciativas de la cita también han sido respaldadas por el público. La Quincena Andante, con actuaciones en una decena de municipios de Gipuzkoa, ha conseguido congregar a 1.330 espectadores en el recital que ofrecieron Ara Malikian y Kepa Junkera en el santuario de Arantzazu. Por su parte, el Ciclo de Órgano, una de las propuestas con mayor respaldo, según la organización de la Quincena, ha programado 10 conciertos, entre los que ha destacado el de Thomas Hospital y Laurent Dupéré en Deba, con una asistencia de 500 personas.

La cita prepara ya su próxima edición, de la que ayer adelantó la confirmación de la Orquesta de Cámara de Europa, y si en 2012 La flauta mágica de Mozart ha sido una de las principales atracciones, para 2013 la Quincena reservará la actuación de ópera a una de las creaciones de Verdi.