Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El paro entre los menores de 25 años se ha triplicado desde 2007 en Cataluña

Los menores de 25 años representan solo el 5% del total de la población ocupada

Los jóvenes catalanes cobran 9.000 euros menos al año que la media general de trabajadores

Un estudio de CC OO revela que la situación de los menores de 30 años es la peor y empeora

No es novedad que la crisis y el paro están cebándose de forma especialmente cruda en los jóvenes. Pero ver todos los datos juntos impresiona. Los menores de 30 o 25 años (según en qué edad corte cada indicador) están peor en todo: actividad, paro, precariedad, temporalidad, salarios... Y no solo su situación es la peor, sino que se agranda la brecha respecto al conjunto de la sociedad, según revela el estudio Jóvenes y Ocupación en Cataluña, hecho público por Acció Jove del sindicato CC OO. “No hay ni una chispa de esperanza, ni un brote verde. Si no se rectifican las políticas ya no es que haya una generación perdida, es que la situación será desconocida”, clama la responsable de organización de Joves de CC OO, Aina Vidal.

El estudio revela que los parados menores de 25 años se han triplicado desde el inicio de la crisis en Cataluña, donde este colectivo se ha incrementado en 104.000 personas en cinco años (de 52.000 desempleados en el segundo trimestre de 2007 a 156.400 en el mismo periodo de 2012). El paro alcanza ya al 51,59% de los menores de 25 años, cuando es del 22% en el conjunto de la población, según la encuesta de población activa (EPA). En términos de empleo, los menores de 25 años registran una tasa del 23,4% y representan solo el 5% del total de la población ocupada, y en un periodo de seis años este colectivo ha registrado un descenso del 42%, pasando de una tasa del 50,49% en 2007 al 23,4% este año.

Vidal también destaca que la mancha de aceite del paro que afecta a los jóvenes se extiende cada vez más a todos los sectores: si en 2008 y 2009 comenzó a afectar a la industria y la construcción, actualmente ha alcanzado al sector servicios y también a los jóvenes que buscan un primer empleo o que llevan más de un año desempleados. Respecto a la temporalidad, el 92% de los contratos registrados en julio (el último mes del que hay indicadores) entre menores de 30 años fueron temporales.

El informe también pone de manifiesto las diferencias salariales entre los jóvenes y la población general. Los menores de 30 años cobran de media 13.732 euros brutos mensuales, mientras que el salario medio general es de 22.790, lo que supone que los jóvenes perciben hasta 9.000 euros menos al año. La responsable de la rama juvenil de CC OO alerta de la imposibilidad de que los jóvenes se emancipen. La tasa de emancipación se está reduciendo a pesar de que en época de bonanza ya era “ridícula”: ha pasado del 32% en 2007 al 27% actual.

Esta baja tasa de emancipación entre los jóvenes provocará, según el sindicato, que el 80% de los jóvenes potenciales beneficiarios del Programa Prepara que aún viven con sus padres sean excluidos de esta ayuda de 400 euros, tras la reforma del Gobierno de dicha ayuda y someter a la prueba de renta familiar también a las personas que conviven con sus progenitores.