Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abono deportivo municipal pasa de 45 a 50 euros por la subida del IVA

Todos los precios de las instalaciones deportivas municipales pasan de un IVA del 8% al 21%

Los impuestos y las tasas del Ayuntamiento no se ven afectadas por la subida

El vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, visita el polideportivo de Chamartín, que abre el próximo día 5. Ampliar foto
El vicealcalde, Miguel Ángel Villanueva, visita el polideportivo de Chamartín, que abre el próximo día 5.

La subida del IVA, que entra en vigor mañana, afectará especialmente a los precios que pagan los madrileños por el uso de las instalaciones deportivas. El real decreto ley 20/2012 del Gobierno, que modifica los tipos impositivos, eleva de un 8% a un 21% el porcentaje de los precios públicos de gimnasios y polideportivos. Un abono deporte mensual de adulto se encarece a partir de mañana cinco euros. Pasa de 45,15 euros a 50,26.

La subida será la misma, de 13 puntos porcentuales en todas las actividades dirigidas, el alquiler de pistas, la entrada puntual a la piscina o a la sala de musculación de un polideportivo, etc. Los servicios de medicina deportiva (reconocimientos, acondicionamiento cardiovascular, fisioterapia...) también se ven afectados.

Todos los precios públicos, tanto de polideportivos como, por ejemplo, de centros de día, tienen que incorporar el IVA que corresponde repercutir, explica el Ayuntamiento. Los impuestos y las tasas municipales, en cambio, no se ven afectados por la subida. La mayoría de los precios públicos pasan del 18% al 21%, pero en el caso de las actividades deportivas el aumento es de 13 puntos porcentuales.

El Consistorio "no ha calculado cuál será la repercusión económica de esta actualización de los tipos del IVA", afirma, "porque dependerá en gran parte de cuál pueda ser finalmente la demanda real de estos servicios. En su momento, sin embargo, el Ayuntamiento sí calculó el coste que iba a tener para las arcas madrileñas la subida del IVA sobre los contratos de las adjudicatarias que prestan servicios públicos. Solo en lo que queda de 2010, el cambio impositivo supondrá 10 millones de euros. El año próximo esa cantidad sube hasta los 45 millones de euros.

El consistorio asumirá la subida en servicios esenciales como recogida de basuras, limpieza de zonas verdes y ayuda a domicilio, lo que le supondrá un coste de 55 millones de euros, según ha informado este viernes la alcaldesa, Ana Botella, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Botella ha explicado que no quiere repercutir el incremento en los beneficiarios de algunos servicios municipales, como la ayuda a domicilio, puesto que se trata de las personas que "más lo necesitan". "Los precios públicos se van a acabar adaptando al precio real porque consideramos que hay una serie de cuestiones que en una situación como la que estamos, de crisis, solamente podrán acceder aquellos que se lo puedan pagar", ha explicado.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram