El juez deja en libertad a la última detenida por el 29-M

La joven negó ante el juez que ella sea la persona de las imágenes de la policía catalana.

La última detenida por los altercados de la huelga general del 29 de marzo en Barcelona, Carolina C. G., de 21 años, había huido de Cataluña al ser consciente de que los Mossos d’Esquadra la buscaban, según fuentes policiales. Los agentes la detuvieron el miércoles por la mañana, cinco meses después de la huelga, aprovechando que la joven había viajado a visitar a su madre por su cumpleaños, según esas mismas fuentes.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Barcelona decretó ayer libertad sin fianza para la mujer, a la que no le constan antecedentes, acusada de participar en la quema de la cafetería Starbucks. El fiscal pedía prisión incondicional para la mujer, pero en su auto el juez considera que no queda acreditado que la joven actuase en complot con los otros tres detenidos para quemar el establecimiento de la Ronda de Sant Pere.

Los Mossos incluyeron fotografías y vídeos en las que se ve a una mujer lanzando unos papeles ardiendo dentro de la cafetería en una web de presuntos vándalos. Tras labores de información, los Mossos concluyeron que se trataba de Carolina C. G., que tiene varias características reconocibles, como tatuajes. Además, la policía acudió a la Guardia Urbana, donde constaba una denuncia que interpuso la mujer contra un grupo de skins por agredirla y a un mosso que la había identificado para corroborar que se trataba de ella. La joven negó ante el juez que ella sea la persona de las imágenes de la policía catalana.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50