Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Illas Atlánticas reciben un 4% menos de visitantes este año con respecto a 2011

Los pasajeros llegos a la Illa de Ons a través de empresas navieras caen un 22%

Imagen de las Cíes desde el Buque Galicia Ampliar foto
Imagen de las Cíes desde el Buque Galicia

Aumenta un 20% la demanda de actividades guiadas pero el número de visitantes se resiente ligeramente este año en comparación con los datos disponibles a la misma altura del 2011. El Parque Nacional das Illas Atlánticas, el único de Galicia y joya de la corona en lo que a figura de protección ambiental se refiere, recibió hasta el día 20 de este mes de agosto 232.735 visitas, un 4% menos que en el mismo período de 2011, cuando los excursionistas fueron 242.101.

 Según el balance que ayer presentó en Santiago Ricardo García Borregón, director general de Conservación da Natureza, en el archipiélago de Cíes la caída se explica por el descenso de los pasajeros de transporte privado, porque la cantidad de visitantes llegados a través de navieras aumentó un 2%. El número de fondeos de particulares bajó un 17% este año —con 3.417 embarcaciones de este tipo— , lo que repercute en el balance final de pasajeros, que se quedan en 13.883 este año frente a los 16.810 del anterior. La tendencia es inversa en Ons, la única isla habitada del parque nacional. Las llegadas en barcos privados bajaron apenas un 2%, pero el cómputo de los visitantes que recurrieron a servicios de navieras, 45.679, adelgazó un 22%.

En su presentación del balance, García Borregón se mostró convencido de que el descontrol que el verano pasado llevó a  la Administración a abrir un expediente sancionador a cuatro navieras que viajan a las Illas Cíes por sobrepasar el cupo de los 2.200 pasajeros diarios está superado. “Los clientes tienen que lleva su documento de identidad que figura en el billete, algo que antes no se hacía. Está funcionando correctamente”, explica el responsable de Conservación da Natureza. Los procedimientos administrativos contra las navieras Mar de Ons, Nabia, Bahía Sub y Rías Gallegas continúan abiertos y con recursos presentados por parte de las empresas, pero Medio Ambiente no aclara a cuánto ascienden las sanciones porque, argumentan portavoces de la consellería, es una información “que compete a las empresas”.