Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Admitida a trámite una denuncia por apedrear un helicóptero de bomberos

Los hechos ocurrieron cuando el aparato tomaba agua de la balsa para apagar un incendio

El propietario asegura que lo hizo para proteger a su hija de 5 años del torbellino

El juzgado de Instrucción número 4 de Tarragona ha admitido a trámite una denuncia contra un vecino de la ciudad por apedrear un helicóptero de los Bomberos de la Generalitat. El suceso ocurrió el pasado 12 de agosto durante las tareas de extinción de un pequeño incendio de cañas localizado entre el Hospital Joan XXIII y el río Francolí.

El aparato intentó recoger agua en una balsa propiedad del acusado, Josep C.D, y éste al darse cuenta empezó a lanzarles piedras. Al menos dos impactaron contra el helicóptero de los Bomberos, aunque sin consecuencias graves. Los efectivos de emergencia alertaron a los Mossos d'Esquadra, quienes batieron la zona e identificaron al vecino de Tarragona, que fue imputado.

Sin embargo, el propietario de la balsa asegura que lo hizo para proteger a su hija de 5 años del torbellino ocasionado por el helicóptero. El acusado, además, sostiene que no lanzó piedras sino terrones de tierra porque se sintió “indefenso”. Tras el incidente la Dirección general de Prevención y Extinción de incendios de la Generalitat redactó un informe y el ejecutivo catalán finalmente decidió presentar una denuncia contra el propietario de la balsa porque en caso de emergencia la ley permite a los efectivos recoger agua de cualquier lugar, incluido piscinas.

Si la infraestructura es propiedad de un particular después se le abona la cantidad de agua sustraída. El juzgado de instrucción número 4 de Tarragona ha abierto diligencias previas por un delito de daños y atentado contra los agentes de la autoridad. Además de admitir a trámite la denuncia el magistrado también ha ordenado tasar los daños producidos al helicóptero.