Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente busca la indulgencia

Rajoy acude a Almonte, localidad que celebra el Rocío Chico en el año jubilar

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido. Ampliar foto
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, visitó ayer desde su descanso en Doñana a Almonte (Huelva), localidad que este fin de semana celebra el Rocío Chico. Esta semana ha comenzado el año jubilar, durante el que los cristianos que acudan al Rocío alcanzarán indulgencia plenaria sobre sus pecados. “A veces estamos pensando siempre en lo material, y al final los seres humanos somos sobre todo personas, con alma y con sentimientos, y esto es muy bonito y me reconforta mucho”, aseguró ayer Rajoy, que estuvo acompañado de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

La Virgen del Rocío regresa mañana a Almonte, una visita que solo hace cada siete años y que ahora coincide con la conmemoración del bicentenario del Rocío Chico (1813-2013), además del año jubilar mariano para la aldea almonteña. El año jubilar, otorgado por el papa Benedicto XVI, fue declarado acontecimiento de excepcional interés turístico, lo que supone la aplicación de rebajas fiscales para las empresas que colaboren en la celebración. Una concesión fiscal resaltada el pasado junio por Báñez, quien se encomendó a la Virgen del Rocío para salir de la crisis durante su anterior visita a Almonte, y en la que se mostró “muy emocionada”. Ayer, la ministra subrayó que Almonte está preparado para recibir a su patrona y a miles de peregrinos de todo el mundo.

Para el recorrido de la virgen por el Rocío y Almonte esta semana se espera una afluencia de peregrinos en torno a las 700.000 personas. Durante su visita, Rajoy se colocó la pulsera del Traslado 2012 e inició un recorrido que le llevó al Consistorio almonteño y a la catedral instalada por el Ayuntamiento en la plaza Virgen del Rocío. La hermandad matriz agradeció asimismo la visita de Rajoy a la localidad, lo que supone un “espaldarazo” a las celebraciones de estos días, informó Efe.