La flota de la bahía de Algeciras reanuda sus capturas en las cercanías del Peñón

70 barcos de Algeciras y La Línea de la Concepción vuelven a faenar tras el acuerdo con el ministro principal gibraltareño

Embarcaciones pesqueras en la bahía de Algeciras.
Embarcaciones pesqueras en la bahía de Algeciras.A. CARRASCO RAGEL (EFE)

Los más de 300 pescadores que forman parte de la flota artesanal compuesta por alrededor de 70 barcos de Algeciras y La Línea de la Concepción han vuelto a faenar a esta madrugada en su tradicional zona de capturas en las aguas que rodean la colonia británica de Gibraltar. Se hace efectiva así, la primera parte del acuerdo alcanzado entre el ministro principal gibraltareño, Fabián Picardo, y los representantes de los pescadores y armadores para la vuelta a la normalidad tras el conflicto iniciado en marzo pasado cuando las autoridades gibraltareñas decidieron impedir la pesca en la zona. El acuerdo contempla que está situación se prolongue hasta final de año, cuando se tratará de cerrar un acuerdo definitivo.

Aunque la fecha del 16 de agosto se fijó para esperar a conocer los informes cerrados de los biólogos gibraltareños sobre el impacto de la actividad pesquera, lo cierto es que, nada ha trascendido aún de las reuniones de estos con Ignacio Sobrino, del Instituto Oceanográfico Español, a quien los técnicos designados por Gibraltar reclamaron información acerca de las artes utilizadas por la flota, las mareas y las pesquerías en las aguas próximas a la colonia británica, con el objeto de conocer, cómo podría afectar la pesca a la fauna marina del litoral gibraltareño.

“De momento, no sabemos nada de esos informes”, aseguró ayer, Leoncio Fernández, patrón mayor de la cofradía de pescadores de La Línea quien sí confirmó que, “los barcos están ya preparados para volver a pescar en la zona”. El patrón manifestó además su esperanza de que, “se cumplan los compromisos acordados” y “que el continuo hostigamiento de las patrulleras de la policía de Gibraltar haya de verdad concluido”.

Desde esta madrugada, los barcos podrán seguir faenando sin interrupción hasta el mes de diciembre. Entonces, pescadores y armadores se han comprometido a llevar a cabo una parada que el Gobierno de Gibraltar aprovechará, para llevar a su Parlamento la revisión de las actuales normativas medioambientales que originaron el conflicto.

El Divina Providencia, el Unión Vázquez Blanco, La Joaquina o el Cabo Negro, son algunas traíñas que se verán desde hoy de nuevo, en las aguas que rodean Gibraltar. Sus tripulaciones tenían ayer, la esperanza de que la policía gibraltareña nos les acosase y que, no se vuelvan a repetir escenas como las que, meses pasados provocaron un conflicto diplomático entre España y Reino Unido. Los pescadores, de momento, han conseguido lo que querían volver a pescar a falta, eso sí, de que se sigan cumpliendo los siguientes puntos del acuerdo alcanzado el pasado día 3 de agosto en Gibraltar.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS