Clima

El día más caluroso en 22 años

Euskalmet registra las mayores temperaturas desde su creación en 1990 Un incendio forestal en Zalla obligó a cortar un carril de la carretera

Varias personas se bañan ayer en la playa de Ereaga, en Getxo.
Varias personas se bañan ayer en la playa de Ereaga, en Getxo.F. D.-ALDAMA

Euskadi se achicharró ayer. La comunidad vivió una jornada histórica en lo climatológico, con temperaturas que superaron en uno y dos grados las máximas de 2003, cuando el territorio ya fue abrasado por una intensa ola de calor. Lo ayer fue peor, según detalló Interior, al menos en el interior de Bizkaia, oeste de Gipuzkoa y en toda Álava. Solo el este guipuzcoano se libró de batir los registros de hace nueve años. Se trata de las temperaturas más altas contabilizadas por Euskalmet, la Agencia Vasca de Meteorología, desde su puesta en marcha en 1990.

El intenso calor que sufre Euskadi desde el miércoles pasado llegó ayer a su cénit. Las temperaturas más altas se registraron en Elorrio —44,8 grados—, Llodio —44,7°—, Balmaseda —44,5°— y Amorebieta —43,4°—.

El intenso calor fue remitiendo a medida que el viento norte se fue extendiendo por el territorio. Sólo entonces se detuvo el ascenso de los termómetros en Álava y se produjo un descenso térmico en el interior de Bizkaia y en Gipuzkoa. Bilbao alcanzó la noche envuelta en nubes.

Pese a ello, Interior advirtió que las altas temperaturas seguirán castigando algunas zonas de Euskadi, por lo que se mantienen las recomendaciones de hidratarse bien, no exponerse al sol durante largos periodos de tiempo y no hacer ejercicio físico al aire libre.

Euskalmet prevé para hoy un descenso del calor, más notable en la costa, donde la conjunción de vientos del noroeste y la nubosidad dejará las máximas por debajo de los 30 grados. La mencionada nubosidad llegará tarde al interior y el viento del noroeste no desalojará hasta última hora el calor. En esta zona las temperaturas máximas podrían todavía alcanzar los 35 grados.

Las playas y las piscinas se convirtieron de nuevo ayer en el refugio de miles de vascos, mientras que cualquier conversación en las calles derivaba al sofocante bochorno. Pese al intenso calor —se había declarado alerta naranja—, Interior no había registrado a última hora de ayer incidentes graves achacables a las altas temperaturas.

El suceso más relevante se produjo en La Herrera, en el término municipal de Zalla, donde un incendio forestal obligó a las tres de la tarde a cortar uno de los dos carriles de la carretera que une esta localidad con Balmaseda. Los bomberos habían sofocado las llamas en torno a las 16.45. No fue preciso desalojar ninguna de las viviendas de los alrededores.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción