deportes | fútbol

Llorente amaga con irse del Athletic para forzar una última negociación

Ni el jugador ni el club rebajan sus pretensiones tras una nueva reunión el pasado viernes

Llorente celebra un gol de la temporada pasada.
Llorente celebra un gol de la temporada pasada.luis sevillano

Fernando Llorente planteó el pasado viernes un ultimátum al Athletic para forzar o un acuerdo de renovación de su contrato o una salida pactada de la entidad rojiblanca. Fuentes consultadas por este periódico confirman que el futbolista estaría dispuesto a abandonar el club favoreciendo así un fichaje que el Athletic podría rentabilizar en términos económicos dado el interés que la Juventus y otros equipos europeos al parecer han mostrado por hacerse con sus servicios. De lo contrario, el término de su contrato, el 30 de junio próximo, dejaría al Athletic sin su delantero estrella y sin dinero por su salida del equipo.

Ambas partes se reunieron el pasado viernes en la sede del club en Ibaigane, al día siguiente de que parte de San Mamés pitase al campeón del mundo y de Europa en el partido de ida de la previa de la Liga Europa ante el Sloven croata. Tanto el representante del jugador —su hermano Chus— como la directiva de Josu Urrutia se mantuvieron en sus pretensiones: 5,5 millones por temporada el primero, 4,5 millones netos ofrece el club.

Un millón de euros por cada temporada sigue separando a las dos partes

Todo parece un juego de órdagos sucesivos. Sabido es que Llorente retrasó cualquier negociación al término de la pasada Eurocopa —donde no llegó a jugar ni un solo minuto— intentando aprovechar un previsible éxito de La Roja para favorecer su postura en la negociación. A su vuelta, el Athletic se ha mantenido en su trece, y ahora parece que el futbolista ha devuelto el órdago con el anuncio de su posible marcha del club. Las fuentes informantes apuntan que esa nueva negociación a la que tratarían de llegar el jugador y su representante con este amago resulta casi imposible y no hay posibilidad de acuerdo.

Entre medio están los citados pitos que le dedicó la afición, que quizás hayan minado su moral y facultado una reacción visceral. Los rumores sobre el interés de otros clubes es constante, aunque no están documentadas ofertas concretas que quizás su entorno maneje.

El debate sobre la renovación de Fernando Llorente comenzó con la anterior directiva rojiblanca, encabezada por Fernando García Macua, que le ofreció un contrato a priori irrenunciable que, sin embargo, el delantero no quiso firmar. Era una de las grandes bazas de Macua para afianzar su proyecto ante la inmediatez de las elecciones a la presidencia. Lorente siempre se ha movido en la pretensión de esos 5,5 millones de euros por temporada y la del club, entonces, se acercaba bastante en números globales.

La opción de alcanzar un acuerdo se antoja en estos momentos casi imposible

El triunfo de Josu Urrutia, nuevo presidente, le hizo retomar una patata caliente, y la opinión de la nueva Junta es que la oferta actual —los 4,5 millones netos— supera a los delanteros de un nivel similar, descontados los cracks de la Liga, y respecto a competidores suyos como Soldado, Negredo y otros. Solo Higuaín estaría por encima de las cifras que le ofrece el Athletic.

La negociación se ha estancado y todo apunta a que se juega al mus en una negociación compleja como se preveía. Los guiños son constantes y las apuestas continuas. Depende de quién acepte el envite. El Athletic le ha sometido a Llorente a una especie de ultimátum bajo el argumento de que por mucho que pida una figura, el club tiene un tope que no puede traspasar. No parece dispuesto Urrutia a ceder en un asunto que podría desestabilizar el equilibrio del club, tanto económico, como deportivo, por más que Llorente sea la bandera más visible de la entidad. Y los aficionados rojiblancos comienzan a vislumbrar la marcha del delantero.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción