Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SONIA CASTEDO | Alcaldesa del PP de Alicante acusada en el ‘caso Brugal’

“Dimitiré como diputada autonómica pero no renunciaré a la alcaldía”

Afronta su segundo año como regidora electa con su probable imputación por tráfico de influencias, revelación de secretos y cohecho

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante.
Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante.

Sonia Castedo, alcaldesa de Alicante y diputada autonómica del PP, afronta apenas cumplido su primer año como regidora electa su probable imputación por tráfico de influencias, revelación de secretos y cohecho vinculados a un supuesto amaño del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad en favor del promotor local Enrique Ortiz. La regidora anuncia que dimitirá del cargo de diputada pero que se defenderá desde su puesto en la alcaldía. Castedo niega trato de favor al empresario y que éste se haya beneficiado con el PGOU.

Pregunta. ¿Cree que el contenido de las grabaciones del caso Brugal es compatible con la ejemplaridad de los cargos públicos?

Respuesta. Lo que no es compatible con ninguna ética son las interpretaciones que se realizan de esas grabaciones. Mire, estamos hablando de que se me acusa de unos delitos. Y digo y repito que en derecho penal no podemos ni debemos hablar de interpretaciones sino de pruebas concluyentes y verdades demostrables. Si hay una conversación en la que se dice que yo he arreglado el plan general para favorecer a alguien, por favor, que se demuestre que el plan está realmente arreglado.

P. Con esas grabaciones del sumario sobre la mesa, ¿Es creíble que su implicación en la causa sea un mero error ético?

R. Vuelvo a lo mismo ¿En esas grabaciones quedan demostrados hechos, o lo que ocurre es que se interpreta que cuando hablamos de planos, por poner un ejemplo, son planos del Plan General? Se reconoce que en el caso del famoso Mini se aportaron las facturas, el libro diario de la contabilidad de la empresa, que se contabilizó la venta, y que aparece la documentación de Hacienda. Nadie podrá demostrar que no haya realizado siempre mi trabajo desde la ética y la dignidad.

P. El juez mantiene en su exposición razonada al Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que el PGOU se redactó en función del “deseo” de un particular y de espaldas al interés general.

R. Debe haber alguna exposición razonada diferente de la publicada por los medios de comunicación, porque en la que yo conozco dice, en la página 79, exactamente lo contrario, es decir, que, a la vista del contenido del informe policial y de los planos expuestos, la influencia ejercida por el imputado Enrique Ortiz, aparentemente no alcanzó resultado alguno.

P. El nuevo equipo redactor, según el juez, presentó un plan con el que Ortiz ganaba en suelo urbanizable

R. Falso. Hay documentación en el juzgado que demuestra que Ortiz pasa de controlar con el Plan de 1987 un 70% del suelo a controlar un 30% con el nuevo PGOU. Es tan fácil como cogerse el plan y ver quienes son los propietarios del suelo recalificado.

P. A tenor de las escuchas, la sensación es que el poder fáctico de la ciudad es un promotor llamado Enrique Ortiz.

R. No. No hay ningún poder fáctico en esta ciudad ni se llama Enrique Ortiz.

P. ¿Cómo explica que la primera persona a la que Luis Díaz Alperi comunicó el traspaso de la alcaldía a su favor de su persona fuera a Ortiz?

R. Yo sólo soy responsable de lo que hago y de lo que digo, pero no de lo que hacen y dicen los demás.

P. ¿Le puso alguna condición en el terreno urbanístico Díaz Alperi cuando le cedió la alcaldía?

R. Ninguna. Y tampoco se lo hubiera permitido.

P. El caso Brugal le afecta a usted y a su hermano. ¿Le comunicó que había establecido un despacho para elaborar alegaciones al PGOU?

R. Eso no es cierto. Mi hermano no creó ningún despacho para elaborar alegaciones al Plan General. Él trabajaba en un despacho, pero que me pongan delante una alegación al PGOU elaborada y contestada por mi hermano, sólo una, repito.

P. La policía asegura que el despacho Salvetti se creó para ese fin

R. Segundo error. El despacho Salvetti Abogados jamás fue contratado para elaborar alegaciones al PGOU. Fue contratada una persona de ese despacho, un abogado, el señor Javier Gutiérrez. Y esto se sabía desde el principio porque estaba incluido, como personal externo, en el equipo del arquitecto redactor, Jesús Quesada.

P. ¿Cómo encajó la decisión del juez de solicitar al TSJ su imputación?

R. Fue un jarro de agua fría. Yo creía que habían quedado muchas cosas claras después de que hubieran declarado imputados como testigos. Y sigo con el caso del Mini. Cuando leo la exposición razonada se dice que el coche se compró legalmente, pero añade que en la contabilidad del empresario no costa el ingreso. A mí se me estaba acusando y se me acusa de que el coche se me regaló. Pero si está demostrado que fue comprado legalmente, cómo lleve la contabilidad un empresario de esta ciudad no es mi problema. Y por qué se insiste en que me pagó los viajes a Andorra cuando ya he mostrado las facturas. Ahora dicen que en mis cuentas no aparece ninguna extracción de dinero de las cantidades de los viajes, pues llámenme y les explicaré cómo los pagué.

P. ¿Cuál fue el cargo más alto del PP que le llamó cuando trascendió el auto del juez?

R. El presidente, Alberto Fabra.

P. ¿Y qué le dijo?

R. Que confiaba en mí, que siguiera adelante, y que estarían a mi lado apoyándome.

P. El mandato de Rajoy a Fabra es limpiar el partido de imputados o implicados en supuestos casos de corrupción.

R. La imputación es un término que se ha pervertido tanto por los partidos políticos como por los medios de comunicación. Los estatutos del PP están muy claros: si te imputan, te defiendes; si te juzgan, te abren expediente; y si te condenan, te expulsan.

P. ¿Se siente más cómoda en el PP tras el congreso provincial?

R. Me siento igual de cómoda que antes del congreso.

P. ¿Tiene el respaldo unánime del Grupo Popular?

R. Sin ninguna duda y sin ninguna fisura.

P. ¿Está preparada para asumir en los próximos meses la renuncia a la alcaldía, si finalmente el TSJ la imputa?

R. ¿Y por qué tengo que renunciar si se me imputa? Está claro que el TSJ me tiene que imputar, pero es que lo llevo pidiendo desde 2010. ¿Ahora que tengo la oportunidad de defenderme tengo que renunciar al cargo? Muchas gracias Estado de Derecho. Lo siento mucho, pero no. Yo me defiendo desde el lugar en el que me han puesto los ciudadanos, porque desde este mismo puesto voy a demostrar que jamás he hecho nada que pueda considerarse no ético en el trabajo desarrollado desde esta alcaldía, desde la Concejalía de Urbanismo, desde la Concejalía de Turismo y desde el gabinete de prensa.

P. ¿Agotará el proceso judicial con el desempeño de ambos cargos?

R. No tengo claro si lo haré desde los dos cargos, pero es una razón que nada tiene que ver con este caso. Necesito una dedicación al 100% a la ciudad de Alicante, que es muy grande y tiene muchos problemas. Yo trabajo muchas horas al día por la ciudad, pero tengo que trabajar 24 horas y al final el cargo de diputada autonómica me quita tiempo.

P. ¿Ya ha decidido que dejará el acta de diputada?

R. Ya lo tengo hablado con Valencia, aunque falta la fecha.

P. Pero si Díaz Alperi no sigue sus pasos, su iniciativa no tendría efectos jurídicos, es decir, la causa seguiría en el TSJ.

R. Ya lo sé, y eso no me importa. Me da igual. El aforamiento no es ninguna protección. Que más da declarar aquí que en Valencia, ¿o estamos cuestionando la objetividad de algún tribunal? Nunca he puesto en duda la objetividad del sistema judicial.

P. ¿Ha mediatizado su gestión su implicación en el caso Brugal?

R. En absoluto.

P. La oposición municipal dice que sí.

R. No hay una oposición crítica, con alternativas y ganas de dialogar, una oposición con una dignidad suficiente. No tengo que decir qué oposición tenemos, todo el mundo la conoce, y hace mucho tiempo que deje de darle importancia. Pero sólo hasta hace cuatro días, cuando acudí con mi hija de 11 años a un acto de barrio y un concejal de EU de este Ayuntamiento me estaba esperando con un grupo de 10 personas. Sacaron cacerolas y bocinas y empezaron a decirme hija de puta y cabrona. Mi hija se puso a llorar. Esta es la oposición que tenemos en Alicante.

P. ¿Acusa a la oposición de espolear a los ciudadanos contra usted?

R. Sí. Pero lo tienen difícil. Aunque puedan surgirle dudas, yo no saqué 18 concejales de casualidad o porque el PSOE estaba muy mal. Yo saqué 18 concejales porque me lo curré, porque estoy donde tengo que estar, porque no me considero una persona de mentalidad conservadora, porque hablo con la derecha, con la izquierda y con los que hagan falta, y porque actuó como me lo pide mi conciencia.

P. Desde que trascendió su implicación en el caso Brugal ha reiterado que no ha podido defenderse. Pero primero intentó personarse con la causa secreta y luego se aforó.

R. Cuando presenté mi escrito, en octubre de 2010, efectivamente, había un secreto del sumario, pero se levantó a finales de mayo o principios de junio de 2011 y en ese momento yo no soy aún aforada. Se me podía haber llamado, porque no soy aforada hasta que no tomo posesión del acta, en julio. No me preocupa qué juez me interrogue. Lo único que quiero es defenderme cuanto antes, y me da igual dónde. Se me está acusando y condenando mediáticamente y no puedo hacer nada.