Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco detenidos y 20 coches dañados en la protesta de taxistas por la Castellana

La manifestación recorrió la Castellana, del Ministerio de Fomento a Economía e Industria

Se registraron momentos de tensión, con cortes y ataques a taxistas que estaban trabajando

Cinco detenidos y una veintena de coches con daños importantes es el balance de la ruidosa manifestación de taxistas que esta mañana el paseo de la Castellana de Madrid en defensa de su futuro, amenazado, según denuncian, por la nueva Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT) que prepara el Gobierno. Han encabezado la marcha, vigilada por antidisturbios y un helicóptero, 50 taxis autorizados y previamente numerados, que han acudido a la capital de puntos de toda España como Valencia, Sevilla, Barcelona, La Rioja... Les seguían unas 3.000 personas a pie tras la pancarta Por un servicio de taxis de calidad. No a la desregulación. Durante el recorrido han registrado momentos de tensión, con cortes de tráfico fuera del itinerario establecido y ataques a taxistas que estaban trabajando.

Una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha confirmado que los cinco detenidos serán acusados de desórdenes públicos y algunos de ellos de daños, por los destrozos causados a los vehículos de sus compañeros. Todos quedarán en libertad con cargos esta tarde, pendientes de que ya sean citados por el juzgado que instruya el caso. Fuentes policiales no descartan que en los próximos días pueda haber más detenidos ya que los agentes están analizando las imágenes de la protesta.

La marcha por La Castellana, encabezada por 50 taxistas. ampliar foto
La marcha por La Castellana, encabezada por 50 taxistas.

La protesta, previa a la huelga nacional convocada por diferentes asociaciones de taxis para el próximo 1 de agosto, ha partido a las once de la mañana del Ministerio de Fomento, en el número 67 de La Castellana, y ha bajado por el carril central de esta arteria hacia la sede de Economía e Industria, en el número 162, a la altura de la plaza de Cuzco. En un principio, estaba cortada La Castellana solo en el sentido de la marcha, pero sobre las 11.20 los taxistas la han bloqueado también de subida. Los manifestantes han gritado y lanzado huevos a los antidisturbios, que no han cargado. Tras 10 minutos de tensión, en los que algunos grupos de manifestantes han tratado de acercarse a Fomento, la marcha ha vuelto a su cauce. 

La manifestación avanzaba por los márgenes autorizados entre el constante sonido de los pitos de los coches y silbatos. "Pagamos y volvemos a pagar", "la reforma es la ruina del sector", "nos van a llevar a todos al paro", gritaban los manifestantes, que pegaban pegatinas por todo el recorrido con el lema H-1-8 (huelga el 1 de agosto).

A la altura del puente de Raimundo Fernández Villaverde, sobre las doce de la mañana, decenas de taxistas han cruzado la calle y se han agolpado a la entrada del Cercanías y de El Corte Inglés. Algunos manifestantes han cortado el puente en dirección a Orense y otros han atacado e increpado a taxistas que estaban cargados de pasajeros. A un taxi le han roto la luna, a otro los espejos retrovisores, a otro le han abierto el capó y han tirado lo que tenía... En este incidente, un taxista ha sido detenido.

La manifestación, sobre las 12.20, estaba prácticamente detenida bajo el puente, donde los manifestantes han empezado a increpar a los agentes por el arresto. El Samur ha atendido a un taxista por una lipotimia. Los funcionarios de Nuevos Ministerios, que protestan a estas horas todos los días desde hace dos semanas por los recortes a sus sueldos y condiciones de trabajo, se han sumado a los taxistas.

Sobre la una de la tarde, la marcha ha llegado al estadio Santiago Bernabéu. Toda la Castellana estaba cortada y solo se permitía la circulación por el lateral de bajada hacia Cibeles. La policía estaba expectante, a la espera de lo que pudiera ocurrir delante de la sede del ministerio. A su paso por la calle de Sor Ángela de la Cruz, han lanzado pedradas contra los compañeros que van cargados. A un coche, conducido por Luis, le han abierto las puertas, destrozado las lunas, roto las varillas y los espejos... Los manifestantes incluso han sacado a empujones la pasajera del taxi, que estaba muy asustada. Luis ha explicado que creía que la protesta acababa a la una y por eso ha empezado a trabajar a esa hora. "Yo qué culpa tengo, me parece injusto", se ha lamentado. La policía le ha animado a que denuncie los hechos.

Sobre la dos de la tarde se ha disuelto la manifestación tras entregar un manifiesto en el Ministerio de Economía e Industria, aunque unas 50 personas han seguido un rato más bloqueando al tráfico un lateral de Cuzco. Los convocantes, Federación Profesional del Taxi, Asociación Gremial del Taxi de Madrid, AEMT y Uniatramp, se quejan de que la modificación de la ley planteada por el Gobierno provocará la liberalización del sector, ya que suprimirá la limitación de un vehículo de alquiler con conductor por cada 30 taxis. Así, este servicio de coches privados, que no llevan taxímetro ni número de licencia, podría hacer disminuir la demanda de taxis.

Mariano Sánchez López, de la Federación Profesional del Taxi, explica: "Estamos en contra de la desregulación y de que se liberalice el servicio. Queremos que se mantengan los cupos de licencias para que no se hunda el sector y que no se permitan las llamadas furgonetas con conductor que hundirían a miles de familias". Según los panfletos que reparten, 40.000 familias, medio millar de personas, viven del taxi.

El presidente de la Asociación Gremial del Taxi, Julio Moreno, se queja: "El taxi no pide dinero ni subvenciones. Solo pedimos que no se lleven a cabo las medidas anunciadas por el Gobierno, que llevarían a la ruina a miles de autónomos, con la consiguiente inseguridad para los usuarios". "Ni siquiera vamos a repercutir la subida del IVA", añade.

Por otra parte, el Ministerio de Fomento tratará de alcanzar un acuerdo con las asociaciones gremiales de taxistas en reuniones que se sucederán a lo largo del fin de semana, con el objetivo de que se desconvoque la huelga nacional prevista para el próximo 1 de agosto, informa Efe. El secretario de Estado de Infraestructuras, Rafael Catalá, ha dicho hoy que confía en que se resuelva "la situación generada hoy en Madrid con la concentración" que ha provocado "distorsiones en la circulación".

El secretario de Estado de Infraestructuras ha indicado que el objetivo del Ministerio de Fomento es garantizar a los ciudadanos un servicio de taxi más moderno, profesional y con mayor calidad. Para ello, Fomento intentará deshacer malos entendidos, ya que los taxistas consideran que la nueva Ley de Ordenación del Transporte Terrestre (LOTT), que está en fase de anteproyecto, "empeorará sus condiciones".

Catalá ha indicado que lo que pretende el Gobierno es establecer el equilibrio entre el sector del taxi y el de los VTC (alquiler de vehículos con conductor), aunque los primeros consideran que este cambio normativo les perjudicará porque abre la puerta a una futura pérdida de mercado. "Hay una proporción entre el número de taxis que conceden los Ayuntamintos y el de licencias que se conceden para alquiler de vehículos con conductor", ha reseñado Catalá.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información