Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
GALLEGOS EN LA ESCALERA | Retratos de Xurxo Lobato

Juan Calvo, ingenio de ingeniero

Fuera de Galicia las obras proyectadas por el equipo de Juan han obtenido el premio y reconocimiento de la profesión por sus soluciones innovadoras

Juan Calvo, en la pasarela sobre el río Miño en Lugo. Ampliar foto
Juan Calvo, en la pasarela sobre el río Miño en Lugo.

Conocí a Juan Calvo en el año 1998 como ingeniero proyectista hablando de una escalera, de la del mismísimo Puente del Milenio de Ourense, que finalmente construimos juntos. Desde aquella fecha, tuve la oportunidad de conocerle no solo profesionalmente sino personalmente. Descubrí en él a un ingeniero vocacional, un hombre que ha sido ingeniero desde que era niño, ya que pasó su infancia, en el poblado de obra, que Saltos del Sil tenía en Manzaneda, donde vivió sus primeros años, rodeado de Ingenieros de Caminos y jugando en los parques de maquinaria de la obra.

Si a esto le sumamos los veranos que disfrutaba en casa de sus abuelos en Ar (Pontedeume), ayudando a su abuelo Juan, un ingeniero no titulado, que vivía de ser un agricultor, pero que era además, cantero, albañil, afilador, matarife y… trompetista. Con esta docencia, entenderemos mejor la vocación de Juan, como ingeniero. Allí aprendió a moverse con comodidad por las obras, caminando entre la ferralla y los encofrados, sin que se le escape nada de lo que sucede a su alrededor, siempre atento a un posible error en la ejecución de lo proyectado.

Pues ser ingeniero, requiere una gran formación académica que te faculta para tener la capacidad de proyectar o construir, pero a eso hemos de añadirle la intuición y capacidad de pensarlo, así como la valentía y el coraje de hacerlo. Estos últimos atributos son inherentes a su carácter y son probablemente los puntos fuertes de Juan.

En el Puente del Milenio, todo salió bien, e incluso nos respetó la ira del río Miño, que con las crecidas de aquel año, llego a poner a prueba la estabilidad del puente durante su construcción. Después de aquella experiencia, nuestra relación se hizo más sólida y participamos, conjunta y solidariamente, o cada uno por libre, y además, muy activamente, en muchas de las infraestructuras de Galicia. Como ejemplo, la recientemente inaugurada pasarela de San Lázaro, también sobre el río Miño, a su paso por Lugo ha sido un empeño personal de Juan en contribuir a aportar, una obra elegante y discreta al patrimonio cultural de la ciudad.

Peldaños

Ourense, 1963.

1990-1995. Profesor de Análisis Estructural en la Escuela de la Edificación de la UNED.

1996. Funda Pondio Ingenieros, SL, de la que es presidente.

1997. Proyecto del Puente del Milenio en Ourense.

2000. Proyecto de la Estación Intermodal de Zaragoza-Delicias.

2003. Proyecto del viaducto sobre el río Cieza.

2005. Premio José de Azas y Premio de la Fundación de la Ingeniería Civil por el viaducto sobre el Cieza. Brunnel Award por la estación de Zaragoza.

2009. Accésit del Premio San Telmo del Colegio de Ingenieros por el puente sobre el Miño en Cortegada.

Fuera de Galicia las obras proyectadas por el equipo de Juan han obtenido el premio y reconocimiento de la profesión por sus soluciones innovadoras. El éxito del puente-arco del Sagar con sus cien metros de luz, con elementos prefabricados, nos animó a realizar un planteamiento más radical para el viaducto sobre el río Cieza, mereciendo, su proyecto y construcción, los premios José de Azas 2005 de la Demarcación de Cantabria del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el premio de Proyectos de Ingeniería Civil 2005 de la Fundación de la Ingeniería Civil de Galicia.

Pero no acaba en los puentes la labor de Juan, en edificación, ha realizado un gran número de estructuras singulares colaborando muy activamente con arquitectos de prestigio internacional. Es de destacar la estrecha relación profesional y de amistad que mantiene desde 1998 con el reciente Premio Nacional de Arquitectura 2010, Carlos Ferrater. Con él ha participado en edificios tan notables como la estación Intermodal de Zaragoza Delicias. Juan ha sido un auténtico precursor del empleo del hormigón pretensado en edificación y ha conseguido que esta tipología estructural sea ampliamente utilizada en toda España.

La unión de la excelencia técnica con la pasión por su profesión, la honestidad e integridad, en todo lo que lleva a cabo, hacen de Juan una gran persona, y un gran ingeniero, del que me honro en ser amigo.