Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Eres cómplice de tus hijos?

La arquitecta alemana Hilke Sievers invita a hacer manualidades en un divertido libro infantil publicado por la valenciana Tàndem

Hilke Sievers, flanqueada por sus hijos Hannah y Noah.
Hilke Sievers, flanqueada por sus hijos Hannah y Noah.

Una amiga le recomendó que los subiera. Y Hilke Sievers subió a su blog El hada de papel, las cosas que hacía con sus dos hijos, Hannah y Noah. Manualidades, juegos, recortables, cuentos… Todos ellos explicados en castellano, inglés y alemán, con incursiones en valenciano. La gente empezó a pinchar. El interés de los internautas crecía y crecía, así como las consultas sobre las actividades. Entonces, esta arquitecta alemana, de 34 años, radicada en Valencia desde hace siete, pensó en publicar un libro con una selección de sus sugerencias y sus sensibles dibujos, en algunos casos, ampliados. Su idea tenía algo de alemana. Proponer a padres y madres compartir juegos de manualidades con sus hijos, una costumbre muy extendida en países del Norte de Europa y no tanto en el Sur, empleando materiales fáciles de encontrar o reutilizando objetos hallados en la playa, en el campo, en el bosque.

El proyecto suscitó el interés de una de las principales editoriales infantiles y juveniles de España, pero finalmente acaba de ver la luz en el sello valenciano Tàndem. Quadern de manualitats i activitats (también en castellano) es el título del libro cuyo contenido “ha sido testado” con los hijos de la autora, compañeros del colegio y otros muchos cuyos padres se han adentrado en su blog. “Las 30 actividades fomentan la creatividad, la habilidad, el arte y los más importante de todo, la complicidad entre padre e hijos”, señala la joven en el libro ilustrado también por ella.

“Las actividades fomentan la creatividad, la habilidad, el arte”

Hilke visitó por primera vez Valencia con una beca Erasmus. Más tarde volvió para quedarse a vivir con su pareja valenciana. Tuvo a su hija Hannah a los 27 años, una edad por debajo la media española (en 2011 fue de 31 años) y más cercana al promedio europeo.

Acabó el proyecto de carrera en su natal Hannover y trabajó en un estudio de arquitectura en Valencia. Pero la crisis truncó su trayectoria profesional. “Tengo muchos amigos arquitectos valencianos también sin trabajo”, se lamenta.

Inquieta y creativa, Hilke ha desarrollado varias ideas y proyectos relacionados con el diseño de carrocería infantil y para adultos, que incorpora multiplicidad de usos, y del juguete de construcción, además de elaborar libros para niños y padres. Pero le gustaría ejercer como arquitecta. Por eso está pensando en volver. Interesada en la arquitectura sostenible, ligera, de módulos prefabricados, Hilke es consciente de que en Alemania tendrá más oportunidades, aunque le gusta la vida y la comodidad de una ciudad como Valencia, en la que puedes “ir en bici a todas partes todo el año”. “Es verdad que Alemania está mejor. Aquí sólo se habla de crisis. Pero tal vez sea un poco tarde para mí, parece que todo el mundo ya está allí”, bromea, mientras mira cómo juegan sus dos hijos, Hannah y Noah, los protagonistas de sus historias.